Un niño de 10 años muere al tomar cola directo de una botella

Son muchas las responsabilidades de los padres. Hoy en día, la vida es muy agitada, pero no debemos perder de vista los valores. Es nuestro deber, como padres, cuidar de nuestros hijos, educarlos, cubrir sus necesidades físicas y emocionales. Y esto abarca también todo lo relacionado con la alimentación.

Quizás la alimentación, sea uno de los aspectos que más descuidamos en estos tiempos. Enseñar a nuestros hijos a comer, no significa sólo sentarlos en la mesa y decirles “come”; nuestra obligación como padres, debe ir más allá. Es necesario que inculquemos en nuestros hijos sanos hábitos alimenticios; pero no sólo eso, también normas de educación y buenos modales en la mesa.

Niño de 10 años muere al beber directo de una botella de cola

Hace poco tiempo se viralizó en Internet la historia de un niño de 10 años, con un triste desenlace. Aunque parezca de poca relevancia; hoy compartiremos contigo una experiencia que prueba la importancia de educar a nuestros hijos.

Niño de 10 años

La historia empieza, cuando el pasado 16 de noviembre Humberto Gámez, padre de un niño de 10 años, realiza una llamada a emergencias. Al llamar, informa que piensa que su hijo está sufriendo de un paro respiratorio. La ambulancia, perteneciente a la Cruz Roja, se apresuró para llegar al sitio.

Podia

Lamentablemente al llegar, ya era demasiado tarde, el niño de 10 años había fallecido, ya tenía 14 minutos sin respirar. Aunque se realizaron todos los procedimientos para reanimarlo, el esfuerzo fue en vano. Ya no había más nada que hacer.

Al preguntar al padre que había sucedido. El padre relató consternado la historia: el niño de 10 años, llegó a su casa con mucha sed; y dijo que se tomaría el refresco de un solo golpe; pero cuando había tomado sólo la mitad de la botella de Coca Cola se detuvo, indicando que le faltaba el aire. Inmediatamente el padre llamó a emergencias, pues no sabía qué hacer.

Una vez realizada la autopsia, se confirmó. La causa del deceso fue broncoaspiración. Se encontró, que los pulmones del niño estaban llenos de Coca Cola. Es difícil ponerse en los pantalones de este padre. Pero si podemos extraer algunas lecciones.

En primer lugar, debemos reconocer que en cuanto a la alimentación, a esta generación le falta mucho en lo que respecta a enseñar buenos hábitos a sus hijos.

Lo notamos porque para comenzar, el niño tenía sed, quiere decir que quizás había estado por un periodo de tiempo largo sin beber agua, ¿no les parece que deberíamos enseñar a nuestros hijos a beber abundante agua?. Ya que sabemos que es una costumbre saludable, ¿porque no acostumbrarlos a llevar siempre consigo una botella de agua pura?.

En segundo lugar, muchas veces se ha dado advertencia de los efectos perjudiciales del consumo de refrescos en los niños. Por eso, no extraña que el niño con sed haya pensado en tomar Coca Cola y no agua.

En tercer lugar, con respecto a los hábitos. La historia demuestra lo importante que es enseñar a nuestros hijos buenos modales.

¡Atentos padres del mundo!, recuerden la inmensa responsabilidad que tenemos. Nuestros hijos necesitan guía y dirección. De lo contrario estamos encaminados a una sociedad autodestructiva. COMPARTE esta valiosa información.