Tratamiento de la psoriasis con remedios naturales

La psoriasis es un padecimiento crónico, y al brotar es posible que quien lo padezca reciba mejoría y alivio si se aplica varios productos. Una nota importante es que no se contagia.

La psoriasis se conoce como un padecimiento crónico de epidermis que se desenvuelve en las células cuando se acumula encima de la dermis formando planchas o emplastos rojizos e inflados, que posiblemente piquen y duelan a la vez excesivamente.

¿Deseas saber de tratamientos de la naturaleza óptimos para la psoriasis? Te recomiendo lo siguiente para el tratamiento de la psoriasis.

Tratamiento de la psoriasis con remedios naturales

tratamiento-de-la-psoriasis-naturalmente

Qué tienes que conocer acerca de la psoriasis

Las láminas o manchas que se producen cuando enfermas aparecen en donde quieran del cuerpo, con mayor frecuencia en:

  • Codos
  • Rodillas
  • Manos
  •  Cuero cabelludo
  • Pies
  • Espalda

Según una investigación realizada, hasta hoy no se han conocido los elementos que hacen que se desencadene la psoriasis. Existen varias causas que la estimulan, tales como:

  • Herencia
  • Faringitis estreptocócica
  • Infecciones de la piel
  • Estrés
  • Dieta pobre
  • Clima frío
  • Lesiones en la piel (raspones, heridas, quemaduras graves)
  • Consumir alcohol en exceso
  • Tabaco
  • Algunos medicamentos para la hipertensión o la malaria

Es necesario conocer que la psoriasis no se contagia, es decir que el que la padece no puede contagiarla ( ni aún al frotarse las partes dañadas y tocar así otro miembro del cuerpo) a otras personas.

Tratamientos de medicina natural en contra de la psoriasis

Este es un padecimiento que no se puede eliminar del todo, se puede aliviar por beneficios de alguno que otro tratamiento de la psoriasis hecho en casa, en especial cuando se empeora la enfermedad.

Aloe vera

La sábila en gel es de provecho para curar heridas hechas por la psoriasis. Puedes cortar una hoja en forma alargada y emplear la gel en el lugar dañado 3 veces por día. No te laves, permite que se impregne.

Es un método para aliviar el afán de rascarse. Si no posees una planta de sábila en tu hogar, utiliza crema que tenga este ingrediente, pero, es mejor, si es de la misma planta.

En vinagre la sidra de manzana

Se puede usar para mitigar la picazón y el desprendimiento de piel. Se logra usar de varias formas. como por ejemplo, en forma de parche.

Ingredientes

  • 1/4 de taza con vinagre de manzana (62,5 ml)
  • ¾ de taza con agua (187,5 ml)

Preparación

  1. Bate entrambos componentes en un depósito apropiado
  2. Empapa un paño
  3. Pones en el lugar dañado, masajeando suavemente
  4. Dejas algunos minutos y lava con agua moderada.

Otra forma puede ser, bañarse en tina colmar de agua y una pequeña cantidad de vinagre que restaura el ácido de todo el cuerpo.

Cardo mariano

Es un vegetal (que puede obtenerse en forma de agregado natural en determinadas tiendas) se puede usar como desintoxicador de hígado y minimiza la reproducción celular, ambas cuestiones en relación de la psoriasis. Se puede tomar 250 mg, 3 veces diariamente.

Proporciona humectación a la piel y la mantiene en mejor condición para evitar la posibilidad que vuelva a brotar. Pero si no funciona, házte una máscara de aguacate (el fruto). Solamente lo cortas por en medio, tomas la pulpa y lo colocas en el lugar enfermo, dejándolo por 15 minutos y lávalo con agua casi fría.

Plátano

La cáscara que envuelve este fruto, no solamente mejora la piel enferma de psoriasis, sirve también si se padece de herpes o si se ha quemado, o en otros padecimientos. Se debe de ubicar con la parte de adentro encima del problema y se deja algunos minutos. Si notas restos de plátano adherido no los quites.

Bicarbonato de sodio

Calma la parte irritada que con frecuencia se encuentra en ésa situación de piel. Tiene participación parecida al vinagre, que puede aplicarse como crema preparada o dándote un baño en la tina.

Ingredientes

  • 1 y ½ taza de bicarbonato (375 g)
  • 10 litros de agua

Preparación

  1. Mezcla el bicarbonato en agua
  2. Moja una toalla con la sustancia y ponlo en forma directa en los brotes.

Si prefieres, lo puedes colocar dentro de la bañera y sumergirte (en esta ocasión el agua tiene que estar templada).

Manzanilla

Remedio que se hace en ocasiones en casa, usado en contra de la psoriasis, que en mayores oportunidades se emplea en América y en Europa. Es una flor que se toma en forma de té, que también se usa para varias recetas con el objeto de resaltar la hermosura pues posee flavonoides y desinflamantes.

También se puede comprar aceite esencial y poner unas cuantas gotas encima de lo escamado o prepararte un té.

Ingredientes

  • 1 cucharada de manzanilla (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  1. Poner en una olla el agua, déjala hervir
  2. Agregar la manzanilla y deja que hierva 5 minutos
  3. Aleja del fuego esperando hasta que esté frío
  4. Depura y empapa algodón o gasa
  5. Aplícalo en lugares dañados. No te laves.

Aceite de oliva

Si sufres de psoriasis en cuero cabelludo, la Federación Internacional de Asociaciones encarga el uso de aceite de oliva templado, a continuación envuelve en toalla anticipadamente por muchas horas, después lávalo como lo haces siempre.

Usa un peine dócil que te quitará las células muertas (moviendo en círculos procurando que no adquieras infecciones).

Aceite esencial de ricino

Si tienes heridas que producen dolor, el aceite de ricino entra muy profundamente y a la vez hace tersa la piel. Si deseas mejores resultados hazte una máscara.

Ingredientes

  • Gotas de aceite de ricino
  • Lo que necesites de bicarbonato de sodio

Preparación

  • Únelos hasta crear una masa
  • Úntalo cerca y en el revestimiento
  • Encierra con papel film
  • Mantiene durante la noche y quítalo en la mañana.

Pimienta de cayena

Es una especia con propiedad antiinflamatoria que procura sanar la psoriasis. Consigue una crema de capsaína (una composición muy substancial), podrías crear una pomada en casa.

Ingredientes

  • Gotas de agua
  • 1 cucharada de pimienta de cayena (10 g)

Preparación

  1. Haz una mezcla con los ingredientes
  2. Aplicar en el área enferma
  3. Déjalo que actúe por 15 minutos, después retíralo con agua tibia.