Trata las ampollas dolorosas con remedios caseros

Las ampollas suelen ser muy dolorosas y aparecer en sitios donde ocasionan gran molestia, todos las hemos padecido y aunque no son graves sus molestias pueden ser tan grandes que necesitamos tratarlas para que desaparezcan lo  más pronto posible.

Estas molestas formaciones son ocasionadas por un continuo roce existente entre la piel y otra superficie, acumulándose líquido en esta zona y creando una especie de bolsa entre las capas de la piel, puede teñirse de sangre si un pequeño vaso sanguíneo se encuentra en la zona, pero tranquilo no es grave.

Las ampollas: tratamientos caseros para mejorarlas

El constante roce de la piel con otra superficie puede causar las ampollas, que aunque dolorosas, no suelen ser de gran importancia para la salud, trátalas con remedios naturales para evitar sus molestias.

las ampollas

Las ampollas suelen formarse por el contacto de la piel con productos químicos que pueden causar una especie de quemada, las quemaduras causadas por algo caliente o por el sol, el roce y enfermedades como la varicela, la duración de estas suele ser de unos cuantos días y no necesitas un tratamiento médico para ellas, pues carecen de complicaciones.

Primero que nada no trates de reventar la ampolla, esto podría infectarla y atrasar su mejoría, de necesitar ser descomprimida, déjalo en manos de especialistas médicos que lo hará en un ambiente y con instrumentos estériles, por lo general se rompen por si solas y el líquido que se encuentra entre las capas de piel comienza a drenar.

Los más importante es que mantengas la zona bien limpia y cubrirla con vendaje limpio por unos días, si siente la necesidad de aliviar sus molestias más rápidamente te daremos a continuación algunas recetas naturales que te ayudaran:

La caléndula: En pomada, resulta ser muy útil para ayudar al proceso de cicatrización a la vez que te ayuda a calmar el dolor, para mantener el ungüento limpio en tu  piel, cúbrelo con una venda adhesiva y en las noches, déjalo al descubierto para que la piel respire.

Áloe vera: El áloe vera es sensacional para tratar la inflamación, hidratar y humectar la piel y es un perfecto cicatrizante, te recomendamos utilizar el gel puro extraído directamente de la planta, pues por lo general los productos procesados suelen contener alcohol, que además de irritar puede tener un efecto secante, que no va a permitir que las ampollas drenen.

Vinagre de manzana: Puede ayudarte a prevenir infecciones, gracias a sus propiedades antibacterianas, solo tendrás que ser capaz de soportar el picor que puede causarte al aplicarlo en la zona de la ampolla.

Aceite del árbol del té: Este aceite tiene grandes propiedades para combatir las bacterias y es un magnifico astringente natural, por lo que ayudará a que la ampolla seque, solo aplícalo luego de que se drene por si solo el líquido contenido en las ampollas y ten cuidado pues podría irritar la piel si tienes una piel muy sensible.

Las ampollas no suelen ser un problema grave, sin embargo y para evitar un problema mayor, visita a un médico si observas que la ampolla se infecta, si es muy dolorosa o son repetitivas.