Te sorprenderá conocer un producto que aunque es delicioso, resulta altamente tóxico

El producto del cual vamos hablar ha alcanzado récords de ventas; es ampliamente distribuido en todo el mundo y por qué no decirlo; a todos nos encantan. Frecuentemente, son utilizadas como snacks en fiestas y reuniones sociales. Su delicioso sabor y su textura crujiente hacen que no puedas parar de comerlas. Hoy conocerás un producto que aunque es delicioso, resulta altamente tóxico.

Estamos hablando de las famosas papas fritas: Pringles. Estas papas fritas se han convertido en uno de los snacks más populares en el mundo. Hoy te explicaremos porque decimos que este producto es altamente tóxico; al igual que otras marcas similares existentes en el mercado.

Altamente tóxico y cancerígeno, no dejes que tus hijos las coman

En realidad, si supiéramos que es lo que estamos comiendo, no nos parecerían tan deliciosas y mucho menos se las daríamos a nuestros hijos. Para saber porque hacemos esta afirmación vamos a explicarte cómo se elaboran estos chips. Sigue leyendo para que te enteres porqué este producto es altamente tóxico.

Altamente tóxico

¿Cómo se elaboran las famosas Pringles?

Inicialmente, los ingredientes base tales como arroz, trigo, maíz y papa, se mezclan y forman una especie de pasta o masa. Esta pasta se extiende en capas muy delgadas  que se colocan sobre una cinta transportadora, allí son prensadas con los moldes que les dan su forma característica, para luego ser pasadas por aceite hirviendo.

Una vez que están cocidas, se soplan con aparatos industriales para retirarle y secarle el exceso de grasa; y por último, son rociadas con los polvos de los sabores que conocemos: queso, tocineta, BBQ y otros.

¿Por qué es un producto altamente tóxico?

Pudiera pensarse que como su origen es vegetal no tienen nada de malo. El problema es que se ha demostrado que los almidones al ser pasados por aceite hirviendo pueden generar una gran cantidad de sustancias tóxicas.

Según un informe elaborado por la UE, se demostró que la cocción a altas temperaturas de las papas, genera más de 800 sustancias distintas; de las cuales 52 resultan altamente cancerígenas. En especial, se detectó un compuesto llamado Acrilamida que es generado durante la cocción de las Pringles.

La Acrilamida es un componente químico tóxico que se produce al cocer a altas temperaturas alimentos ricos en almidones. Además de ser un neurotóxico, este componente puede causar infertilidad masculina, malformaciones genéticas en los bebés y cáncer.

Se ha comprobado que en ciertas dosis, la Acrilamida puede llegar a afectar el sistema nervioso de los animales y los seres humanos. Las dosis de Acrilamida contenida en las papas Pringles superan las cantidades seguras.

En el año 2005, el estado de california demandó a los fabricantes de papas fritas por no advertir a los consumidores de los riesgos que puede conllevar el consumir la Acrilamida presente en sus productos.

Después de conocer este dato tan interesante, ¿verdad que ya no nos parecen tan deliciosas? Esta información nos motiva a estar más alertas en cuanto al consumo de productos químicamente procesados. Escojamos siempre consumir meriendas saludables y eduquemos a nuestros hijos de forma consciente acerca de los daños que estos productos pueden causar al organismo.