Té de Cúrcuma para Aliviar la Artritis

La inflamación y rigidez de las articulaciones próximas a los huesos  se conoce como artritis reumatoide, la cual es una enfermedad degenerativa que causa muchas dolencias y molestias en las zonas donde ataca a quienes la padecen, y en muchos casos los fármacos recomendados causan efectos secundarios no deseados.

Aquí te presentamos una ayuda para aliviar estos dolores que viene directo de la naturaleza: la infusión de cúrcuma para aliviar la artritis reumatoide. Esta especie milenaria hindú posee un sinfín de beneficios, donde destaca el asociado a disminuir la inflamación y el sufrimiento de la artritis reumatoide.

Usa cúrcuma para aliviar la artritis reumatoide

El poder de la cúrcuma para aliviar la artritis se debe, a que esta hierba es rica en quercetina y curcumina, elemento sumamente beneficioso para mejorar inflamaciones.

Aliviar la Artritis

Algunos estudios apoyan las propiedades medicinales de la cúrcuma para aliviar la artritis, así lo revela la publicación de la revista Inflammation Research en el año 2006, donde se dice que los componentes activos de la cúrcuma (quercetina y curcumina) son capaces de aplacar considerablemente la inflamación de articulaciones causada por la artritis reumatoide.

Otros ensayos revelan amplios beneficios de la cúrcuma, como un eficaz antiinflamatorio para pacientes con osteoartritis, la cual se hace presente en la tercera edad, debido al desgaste articular.

Por otra parte un estudio científico del Congreso Mundial de osteoartritis del 2011, hizo referencia al considerable aumento en el poder sanador del dolor de articulaciones en pacientes con osteoartritis por el uso de la mezcla de curcumina con el extracto de raíz de cúrcuma y extracto de boswellia serrata.

La mayoría de los pacientes que ingirieron la mezcla, lograron mucha mejoría y otros hasta lograron caminar a raíz de su recuperación.

La receta del té o infusión de cúrcuma para aliviar la artritis sólo requiere de unos pocos ingredientes básicos para su preparación, aunque luego de un tiempo puede llegar a cansar el paladar con su sabor característico.

Para que no te canses de su sabor, combina tu té con otras especies culinarias (clavo de olor, vainilla, canela, raíz de jengibre, o pimienta negra) y hasta puedes espolvorear tus comidas con el polvo de cúrcuma.

¿Qué necesitas para elaborar té de cúrcuma?

  • 1 taza de té
  • ¾ de taza de agua potable caliente
  • 1 cucharadita de polvo de cúrcuma pura
  • 1 cucharadita de miel

¿Cómo se elabora la infusión de cúrcuma?

En la taza, mezcla el polvo de cúrcuma con la miel. Agrega el agua caliente en la taza y revuelve bien hasta disolver completamente la mixtura de cúrcuma en el líquido. Toma esta infusión tibia de cúrcuma para aliviar la artritis.

El consumo de la cúrcuma debe ser evitado por pacientes que sufran de cálculos o problemas en los riñones o vesícula, los que pronto se someterán a una operación y las mujeres embarazadas.

Es recomendable consultar a tu doctor si piensas incorporar a tus hábitos la infusión de cúrcuma para aliviar la artritis, en adición a otro tratamiento.

Ten en cuenta que el color característico de la cúrcuma puede manchar manos, ropa, utensilios de cocina o cualquier otra cosa con la que entre en contacto.