Remedio casero para curar el hígado graso

El hígado graso o esteatosis hepática es una patología comúnmente benigna en donde se acumulan ácidos grasos y triglicéridos en las células hepáticas, sus principales síntomas son dolor abdominal, en la parte superior derecha, mucha fatiga y pesadez y malestar general.

El hígado graso, puede presentar los síntomas antes mencionados, pero también puede padecerse sin ningún síntoma claro, lo cual puede ser muy peligroso debido a que la enfermedad puede evolucionar silenciosamente hasta presentar estados de mucha gravedad.

El hígado graso, sánalo con ayuda de la medicina natural

El hígado graso se manifiesta por acumulación  de ácidos grasos y triglicéridos en el hígado, esto lo puedes solucionar con el consumo de suero.

el hígado graso

Años atrás el hígado graso y cualquier enfermedad hepática eran relacionados con el consumo en exceso de alcohol, sin embargo, en la actualidad, cada vez más se relaciona esta patología con personas con obesidad y con problemas para mantener niveles saludables de colesterol y triglicéridos.

Los síntomas que comúnmente se presentan al tener el hígado graso son los siguientes:

  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen.
  • En algunas ocasiones, ictericia.
  • Malestar general.
  • Fatiga crónica.
  • Pérdida de peso.
  • Sensación de pesadez.

Una vez que esta enfermedad es diagnosticada se deben tomar medidas inmediatas para eliminar la grasa del hígado, para evitar que la patología evolucione y pueda convertirse en una cirrosis e incluso en cáncer y te sorprenderá como un solo ingrediente puede curarte de esta enfermedad efectivamente.

Estamos hablando del suero, el cual es un producto lácteo derivado en la producción del queso, que posee una gran cantidad de ácido láctico y enzimas, así como también proteínas de muy buena calidad, vitaminas del complejo B, tales como B6, B2 y B12 y otras como la C y la K, también es rico en minerales, entre los que podemos encontrar, el calcio, potasio, fósforo y magnesio, y además posee aminoácidos.

El suero ha sido utilizado durante mucho tiempo para mejorar la digestión e incluso para estimular el apetito y actualmente se ha comprobado científicamente que ayuda a prevenir problemas de presión arterial alta, riesgos de accidentes cerebrovasculares y problemas cardíacos que podrían ocasionar ataques del corazón.

Entre otros beneficios que puedes obtener consumiendo suero es que,  ayuda a regular el colesterol, aumenta la masa muscular, fortalece el sistema inmunológico, previene la osteoporosis, ayuda a reducir el estrés y proporciona suficiente energía en el día por muy pocas calorías.

Prepara tu propio suero

En el mercado incluso se puede encontrar el suero en polvo, el cual puedes hidratar y consumir, sin embargo, este es un producto industrial, que como todos, no son naturales, es por eso que te enseñaremos a preparar tu propio suero casero, para hacerlo debes realizar los siguientes pasos:

  1. Lleva al fuego un litro de leche cruda y añade el zumo de un limón cuando aún este caliente.
  2. Mezcla bien y deja reposar, hasta que veas como se va formando un líquido traslucido, que se separa del cuajado, ese líquido de color verdoso es el suero, el cual debes separar del cuajado y refrigerar en botella de vidrio para su consumo.

Para curar tu hígado, deberás consumir un litro de este suero a diario.