Rejuvenece 10 años con esta mascarilla de arroz

¿Has observado alguna vez el perfecto cutis de las mujeres japonesas? Su truco de belleza consiste en utilizar una mascarilla de arroz para curar y rejuvenecer la piel.

El arroz es increíblemente beneficioso para la piel y se puede aprovechar mediante aplicaciones de agua de arroz, salvado de arroz y aceite de salvado de arroz, lo cual te ayudará a lograr un mejor cutis y a eliminar las molestas manchas de la piel.

mascarilla de arroz

En esta nota te enseñaremos a preparar una mascarilla de arroz para la cara hecha a base de leche y miel que te ayudará a eliminar las arrugas y a lograr tener una piel suave y sedosa.

Beneficios del arroz para rejuvenecer la piel

Ácido linoleico

La capa exterior del arroz integral se llama salvado de arroz. Esta es la parte más importante del arroz a la hora de rejuvenecer la piel debido a que contiene niveles altos de ácido linoleico. El ácido linoleico es fundamental para mejorar el aspecto de la piel debido a que aporta las ceramidas, lípidos que ayudan a combatir la piel seca y a hidratarla.

Además, ten en cuenta que la carencia de ácido linoleico provoca la pérdida de elasticidad en la piel, causando como consecuencia una aceleración del envejecimiento y la descamación de la piel.

Escualeno

El salvado de arroz también contiene un ingrediente muy importante que se utiliza en la gran mayoría de los productos cosméticos: el escualeno. Se trata de un antioxidante natural muy potente que ayuda a incrementar los niveles de colágeno en la piel.

Por esta razón, el escualeno ayuda a evitar el envejecimiento prematuro y la aparición de arrugas tempranamente, dado que protege a la piel de los daños causados por la exposición a rayos ultravioleta, radiaciones ionizantes y la exposición prolongada al sol.

Vitamina E y gamma-oryzanol

Además de las propiedades mencionadas anteriormente, el arroz también contiene vitamina E y gamma-oryzanol, dos elementos que ayudan a prevenir las enfermedades cardiovasculares y a reducir los niveles de colesterol malo (LDL) en sangre.

Beneficios de la miel y de la leche para mejorar el aspecto de la piel

La miel de abejas es muy beneficiosa para la piel debido a que contiene propiedades antibacterianas a la vez que es un antioxidante natural. Se recomienda incorporar la miel para mejorar el aspecto de la piel debido a que es un alimento barato, fácil de conseguir y no tiene efectos contraindicados como los medicamentos químicos.

La leche actúa como un limpiador de la piel que, si se combina con la miel, es capaz de lograr resultados milagrosos. Sin embargo, la leche también se puede utilizar sola, mojando un algodón con leche y pasándolo por el rostro para limpiar y ayudar a reducir los poros dilatados. En definitiva, la leche permite lograr tener una piel suave como la de un bebé.

Como has podido observar, tanto el arroz como la leche y la miel son ingredientes muy importantes si lo que estás buscando es mejorar el aspecto de la piel. Imagínate que si ya son beneficiosos por separado, cuando se los combina en una mascarilla de arroz logran resultados maravillosos.

Rejuvenece 10 años con esta mascarilla de arroz

Foot-Soak-with-Rice-Water-and-Baking-Soda

Para preparar esta mascarilla de arroz te recomendamos que utilices productos orgánicos para aprovechar mejor los nutrientes de cada uno, dado que los productos que no son orgánicos poseen químicos, pesticidas, conservantes y saborizantes que disminuyen el poder de sus propiedades.

Ingredientes

  • ¼ cucharadita de arroz integral orgánico en polvo (tiene que tener salvado de arroz)
  • 6 cucharadas de arroz integral orgánico entero
  • 1 cucharada de miel de abejas pura
  • 1 cucharada de leche de vaca de libre pastoreo (orgánica)
  • 2 tazas de agua

Preparación

Hay dos formas de preparar esta mascarilla de arroz, pero ten en cuenta que siempre debes utilizar arroz integral porque este es el que contiene el salvado de arroz.

Sea cual sea la forma que elijas para preparar la mascarilla de arroz, en ambas deberás hervir dos cucharadas de arroz integral orgánico en dos tazas de agua. Una vez que haya hervido, deja reposar por unos minutos, quita el agua con ayuda de un colador y deja enfriar.

Método 1: mascarilla con harina de arroz

  1. Muele el arroz integral con un procesador hasta que consigas ¼ cucharadita de su polvo.
  2. Mezcla esta harina de arroz con una cucharada de miel de abejas y una cucharada de leche hasta obtener una pasta homogénea
  3. Limpia tu cara con abundante agua tibia y aplica la mascarilla luego de haber secado la piel.
  4. Deja actuar por 15 minutos o hasta que la mascarilla esté completamente seca
  5. Luego remueve la mascarilla y enjuaga tu cara con el agua que utilizaste para hervir el arroz (puedes agregarle más agua si lo crees necesario para que la limpieza sea mejor)

Método 2: mascarilla con agua de arroz

  1. Mezcla media taza del agua que usaste para hervir el arroz con una cucharada de miel de abejas y una cucharada de leche orgánica
  2. Lava tu cara y cuando esté seca aplica la mascarilla obtenida de la mezcla
  3. Deja descansar por 20 minutos
  4. Retira lavando la cara con el agua que utilizaste para hervir el arroz (también en este caso puedes agregar más agua si lo consideras necesario)

Notas

Si tienes una piel sensible, te recomendamos que antes de aplicar la mascarilla de arroz sobre tu rostro, pruebes con una pequeña porción de ellas sobre tu antebrazo para comprobar cómo va a reaccionar tu piel. En general estos productos no suelen provocar reacciones importantes. No obstante, siempre es mejor probar antes para prevenir.

lavar-cara-enjuagar-rostro

Ten en cuenta que no debes saltarte el paso último de quitar la mascarilla de arroz lavando con agua de arroz debido a que esto ayuda a humectar la piel, a prevenir la aparición de manchas por envejecimiento, a mejorar la circulación, a reducir la inflamación y a protegerte contra los efectos del sol. En este sentido, este paso es fundamental para obtener una piel suave y bien nutrida.

Si quieres obtener todos los beneficios de esta mascarilla de arroz, repite el procedimiento que te enseñamos una vez por semana luego de lavar tu rostro. ¡Te sorprenderás al ver cómo rejuvenece tu piel rápidamente!