Sabes que le sucede a tu cuerpo si dejas de comer pan?. ASOMBROSO!

El pan es uno de los alimentos más comunes en todo el mundo. De hecho, es uno de los alimentos más consumidos a nivel mundial. Y es que ¿a quién de nosotros no le gusta el pan? Sin embargo, cuando pensamos en una dieta lo primero que hacemos es dejar de comer pan, pero ¿es realmente recomendable? ¿Qué efecto tiene en nuestro organismo eliminar el pan?

En realidad, existe una gran polémica en torno al tema. Algunos nutricionistas afirman que debe ser eliminado completamente de la dieta; otros recomiendan el consumo de algunos tipos de pan y otros afirman que es indispensable incluir pan en toda dieta que sea saludable, aunque en cantidades restringidas.

Que sucede si dejas de consumir pan

A continuación te mostraremos qué cambios podrás observar en tu cuerpo al dejar de comer pan o restringir significativamente su consumo.

Comer pan

Pérdida de peso

Cuando dejas de comer pan, empiezas a perder peso. La razón es que los carbohidratos que contiene el pan se almacenan en el organismo en forma de glucosa y a su vez cada gramo de glucosa se une a 3 o 4 veces su peso en agua, lo cual resulta en retención de líquido.

Al dejar de comer pan, tu cuerpo empieza a eliminar el líquido retenido, esto se traduce en pérdida de peso; sin embargo, este proceso no es inmediato, los resultados los verás transcurrido cierto tiempo, ya que estos líquidos van a ser eliminados poco a poco de tu cuerpo.

Aumento en los niveles de energía

Cuando comemos pan blanco, esto altera de forma significativa los niveles de azúcar en la sangre, por ello podemos llegar a sentirnos cansados.- Al dejar de comerlo, nuestros niveles de energía aumentarán considerablemente.

Mejora en la digestión

El pan blanco, carece casi por completo de fibra dietética, por lo cual puede afectar la salud digestiva y ralentizar el proceso de evacuación. Cuando dejas de comer pan blanco tu digestión mejora de forma considerable.

Reducción de la ansiedad

Los carbohidratos altamente procesados como es el caso del pan blanco, alteran los niveles de azúcar en la sangre; esto a su vez produce una sensación de ansiedad que suele confundirse con hambre, lo que lleva a aumentar la cantidad de comida que ingerimos, el resultado es el aumento de peso.

Por el contrario, cuando comemos productos con alto contenido de fibra, sentimos una sensación de saciedad que nos ayuda a perder peso.

Recomendaciones para sustituir el pan

Si deseas eliminar el pan de tu dieta pero no puedes porque te gusta mucho, sigue algunas de estas recomendaciones.

  • Procura no comerlo en la noche, ya que está demostrado que a esa hora tiende a caer más pesado en el estómago y ralentizar la digestión.
  • Si no puedes dejar de comerlo, al menos sustitúyelo por pan integral.
  • Diviértete buscando recetas y elabora tu mismo tu pan casero, puedes hacerlo con harinas menos procesadas como la de yuca (mandioca).

Verás que el esfuerzo merece la pena, en poco tiempo verás resultados en tu peso y en tu salud en general.