Niño muere tras un baño después de la piscina

Por lo general solemos considerar un día de piscina, como un día divertido y relajante y comúnmente es así, sobre todo para los más pequeños de la casa, pues suelen tener mucha actividad mientras disfrutan del agua y los cuales son los primeros en llegar agotados a casa y dormirse luego de un baño.

La historia que les contaremos a continuación se refiere a la historia de Casandra Jackson, la cual era una feliz madre, que llevo a su pequeño hijo a pasar el día en la piscina, ella no se asombró cuando su hijo quiso dormir luego de un baño al llegar a casa, pues parecía normal tras un agotador día en la piscina, sin embargo su hijo muere sin ninguna explicación aparente.

Muere luego de un baño tras pasar un día de piscina

Tras un divertido día en la piscina muere el hijo de Casandra Jackson, este terrible caso es importante conocerlo y evitar hacer lo mismo que llevo a su pequeño hijo a la muerte.

muere

El conocer los detalles de esta terrible historia te ayudará a prevenir eventos no deseados, que puedan atentar con la vida de tus seres queridos.

El hijo de Casandra Jackson de 10 años de edad, el cual se llamaba Johny, tuvo un grandioso, pero agotador día en la piscina y al llegar a casa pidió a su madre ir a dormir, su  madre lo notó muy agotado, pero parecía ser normal, pues el niño había pasado todo el día con gran actividad, jugando, una hora luego del baño el niño desafortunadamente muere.

Johny, fue encontrado por su madre con espuma en la boca y sin respiración, sin saber lo que había ocurrido, pues el niño no presentaba síntomas aparentes de algo letal, los médicos que lo revisaron tras su muerte le explicaron a su madre lo que había ocurrido, por los síntomas que presentaba el cuerpo, el niño había sufrido un ahogamiento secundario, el cual puede ocurrir por aspirar agua hasta 72 horas después.

El niño muere tras un ahogamiento secundario producto de la aspiración de agua, la cual causa la obstrucción de las vías respiratorias, evitando que el paso del oxígeno se realice de manera normal, lo que caracteriza a este tipo de ahogamiento es  que el progreso es muy  lento y puede verse sus resultados finales, incluso tres días después de haberse realizado la aspiración del agua.

Esta historia de este niño que muere tras un divertido día de piscina, sin presentar síntomas aparentes de una afección fatal, es importante tenerla presente al momento de decidir pasar un buen día de piscina, y sobre todo cuando llevamos a niños, pues son los que más tienden a aspirar agua al momento de jugar dentro de ella, así mismo es importante observar su comportamiento para prevenir una muerte por ahogamiento secundario.

A continuación mencionaremos los síntomas de un ahogamiento secundario:

  • Cansancio en exceso tras el baño.
  • Dificultad para respirar con normalidad después del baño.
  • Cambios en el ánimo de la persona sin ningún motivo.