Los 4 relajantes musculares más poderosos de la naturaleza

El dolor muscular suele estar provocado por una tensión emocional, por sobrecarga y uso excesivo del músculo o por una lesión deportiva del músculo. No obstante, también puede ser un síntoma de otras enfermedades como gripe. Además, el dolor muscular puede ser causado por una enfermedad de origen desconocido llamada fibromialgia, un síndrome que provoca dolor constante en todo el cuerpo.

Si bien te enseñaremos a eliminar estas dolencias de forma natural, mucho mejor es prevenir que curar. Por eso para evitar el dolor muscular te recomendamos hacer un calentamiento antes de realizar ejercicios físicos y un estiramiento después. Asimismo, si te encuentras mucho tiempo en la misma posición (como por ejemplo trabajando frente a un computador) es importante estirar cada una hora para evitar que el músculo se contraiga. El dolor muscular más difícil de prevenir es el causado por estrés. Sin embargo, si el dolor muscular ya te atacó, a continuación te enseñaremos una serie de relajantes naturales para aliviar el dolor.

Relajantes musculares naturales

rejalantemuscular

Lo más importante de estos remedios caseros es que no tienen efectos secundarios como los medicamentos químicos. Además son mucho más baratos y son más fáciles de conseguir ya que se pueden comprar en cualquier mercado local.

Ten en cuenta que también es importante que mantengas una dieta sana y equilibrada para evitar que los músculos que contraigan.

Podia
  1. Manzanilla
    La flor de la manzanilla, de la familia de las margaritas, es uno de los relajantes más poderosos de la medicina natural, a la vez que funciona como un antiinflamatorio y como un antiespasmódico.
    Este remedio suele consumirse en forma de infusión. Para prepararla solo debes poner un saquito de té de manzanilla en una taza de agua hirviendo y esperar por cinco minutos para que el agua absorba las propiedades de la manzanilla. Una vez pasado este tiempo se debe retirar el saquito y la infusión ya está lista para beber. Este té puede tomarse cuantas veces al día uno lo desee.
  2. Lavanda
    La lavanda, esa flor lila que crece salvajemente, es un potente relajante por sus propiedades calmantes y anticonvulsivas, principalmente debido a su rico aroma. Además, la lavanda sirve para tratar el insomnio y los problemas de respiración.
    En general la lavanda se utiliza en aromaterapia. Se recomienda masajear el área afectada por dolor muscular con aceite de flor de lavanda con movimientos circulares para que aumente la circulación sanguínea. También se pueden realizar baños de lavanda para conseguir una mayor relajación. Sin embargo, la ingesta oral no está recomendada.
  3. Romero
    El romero es una planta mediterránea que funciona como un excelente relajante natural por sus propiedades antiespasmódicas y antiinflamatorias que alivian los tejidos musculares.
    Esta planta puede ser utilizada de distintas formas. En primer lugar, puedes realizar un baño de inmersión con algunas ramas de romero para relajarte gracias a su intenso aroma. Además se utiliza como aceite esencial aplicado a las articulaciones. Otra forma de utilizarlo es preparar una infusión de romero, mojar un paño con esta infusión y luego apoyarlo sobre la superficie afectada por 30 minutos entre 2 y 3 veces por día.
  4. Valeriana
    La valeriana es una flor conocida por su capacidad para aliviar el estrés y calmar la ansiedad debido a sus propiedades sedantes, ansiolíticos y estimulantes. Además, sirve para aliviar los dolores menstruales.
    Lo más recomendable es consumirla por vía oral en forma de infusión, dejando descansar unas flores de valeriana en una taza de agua hirviendo por cinco minutos y filtrando luego. Muchas personas prefieren tomarla en forma de píldoras que se venden en mercados naturistas debido a que su aroma es muy invasivo. No obstante, no se recomienda consumir más de dos veces al día porque puede provocar somnolencia.

¿Dolor muscular? Prueba estos relajantes naturales para reducir la tensión.