La Vida, un Paso Entre La Infancia y la Vejez

A menudo vivimos en el pasado o futuro, y la vida va pasando sin disfrutar del presente, lamentablemente, cuando llega el mañana, seguimos sin disfrutarlo, pues continuamos pensando en lo que queremos más adelante.

Para poder tener una vida plena debemos detenernos en el presente, y disfrutarlo plenamente, pues el ahora, es el que podemos aprovechar al máximo.

La Vida: el instante entre el pasado y el futuro

Vivir el presente, es lo que significa verdaderamente vivir, pues lo vivido quedó en el pasado, reflejándose en experiencias, y lo que queremos lograr, pertenece a un futuro que no sabemos si alcanzaremos.

vida

A veces dejamos de vivir, estancándonos entre recuerdos y preocupaciones, y lamentablemente entre el pasado y futuro van pasando los años y nos hacemos cada vez más viejos, sin haber disfrutado de bellos momentos, hasta que, ya entrando a la vejez, nos detenemos un momento y notamos lo fugaz  que es la vida.

Nos damos cuenta entonces, en nuestra vejez, que seremos parte del pasado, y es cuando queremos aprovechar cada instante para disfrutarlo y buscar tener condiciones vitales para poder vivir consientes en el presente.

Sin embargo, reflexionar sobre su significado, nos permite aprovechar nuestras experiencias, para evitar preocuparnos por el pasado vivido y por las cosas que sucederán, para enfocarnos más en el presente y poder disfrutarlo plenamente.

La Carga de Nuestras Vidas:

A diario nos preocupamos por las cosas materiales, por tener estudios que nos ayuden a prosperar, atándonos cada vez más a preocupaciones y responsabilidades que cumplir, que al final lo que hacen es inmovilizarnos e impedirnos vivir el hoy y el ahora.

Tan solo imagínese por un momento que guarda en una mochila todos esos bienes materiales y que los destruirá tras prenderle fuego, si mañana amaneciera sin nada, ¿cómo se sentiría?; indudablemente que resulta tentadora la idea, ahora por otro lado guarda en otra mochila a aquellas personas amadas, los familiares, la pareja y a los amigos, ¿cuál resulta ser la carga más pesada?

Indudablemente la mochila más pesada resultaría ser la de las relaciones personales y es indiscutible que también solemos cargar con demasiadas cosas, algunas necesarias, que aceptándolas las haríamos más ligeras y otras completamente innecesarias de las que deberíamos deshacernos totalmente.

El Equilibrio de la Vida:

Nuestra vida está cambiando constantemente, algunos cambios nos gustan y otros no, esto forma parte de su equilibrio natural, así que siempre existirá, la alegría y la tristeza, la noche y el día, lo bueno y lo malo e irónicamente es en los infortunios en los que aprendemos más y logramos apreciar los bellos y pequeños detalles.

La Vida no Tiene Límites:

Cuando logramos vivir de verdad, no existe el tiempo y logramos vivir cuando desaparecen todos nuestros temores y nos atrevemos a hacer lo que deseamos realmente, sin miedo al fracaso ni al qué dirán.

En definitiva, vivir es ese instante en el que nos atrevemos a enfrentar nuestros miedos y no permitimos que estos nos frenen para hacer lo que en realidad deseamos hacer.