Entérate Por qué Masajear los Pies Antes de Dormir es Vital Para Ti

¡Masajes!. Díganme …  ¿quién de nosotros no ha disfrutado de un buen masaje?, ¿no es verdad que quisiéramos tener suficiente dinero para tener a alguien que nos masajee todas las noches sin rechistar?. Los masajes son una actividad placentera y uno de los métodos más efectivos para relajarnos.

Ahora bien, los masajes además de ser agradables y relajantes producen otros beneficios a nuestro organismo; por ejemplo; ayudan a controlar el metabolismo; estimulan las glándulas sudoríparas, aumentando la secreción de sudor y coadyuvando a la liberación de toxinas; colaboran en la reducción de la grasa y mejoran el sistema circulatorio; además, pueden actuar en nuestra piel, removiendo células muertas y colaborando para que luzca más joven y tersa.

Masajear los pies antes de dormir, una terapia que no debes pasar por alto

A menudo al ver a alguien que carece de sus extremidades, agradecemos tener nuestros pies en su lugar. Lo cierto es que nuestros pies,  no sirven únicamente para andar, son un elemento fundamental de nuestro cuerpo.

Masajear los Pies

Podia

Se ha demostrado científicamente que las plantas de nuestros pies contienen mayor cantidad de terminaciones nerviosas que cualquier otra parte de nuestro cuerpo. Además, de acuerdo a la reflexología, las terminaciones nerviosas se conectan con los distintos órganos de nuestro cuerpo; de manera que, al masajear los pies realmente le estamos dando a nuestro organismo un estímulo relajante y agradable que beneficia a todos nuestros órganos.

Otro beneficio de masajear los pies, es que al hacerlo se eliminan una cantidad de sustancias ácidas que son responsables de los calambres nocturnos; lo que nos ayuda a dormir relajados y mejora la digestión.

¿Cómo masajear los pies?

A continuación damos algunos tips para realizar un masaje verdaderamente relajante:

  • Antes de realizar el masaje, sumerge los pies en agua tibia y déjalos reposar durante unos 5 minutos.
  • Aplica un poco de aceite o crema en tus manos antes de empezar el masaje.
  • Puedes empezar el masaje desde los dedos hacia el tobillo, aplicando inicialmente una suave presión.
  • Luego, puedes empezar a hacer movimientos circulares aplicando un poco más de presión.
  • Haz una mayor presión en las zonas más duras como el talón.
  • Una vez masajeado el pie haz que gire un par de veces hacia los lados, de derecha a izquierda y viceversa.
  • Luego sujeta el pie con una mano y con la otra amásalo todo.
  • Retira el aceite del pie.
  • Repite la operación con el otro pie.

Recibir un masaje en la noche debería ser una rutina obligatoria para cada uno de nosotros. De hecho, los expertos recomiendan darnos un masaje nocturno todos los días, durante al menos 10 minutos.

Realiza este procedimiento diariamente antes de acostarte, haz que forme parte de tu rutina diaria y verás cómo poco a poco mejora tu salud en muchos sentidos.

Una última cosa, si no tienes a nadie que te pueda masajear los pies, eso no es excusa, estos sencillos masajes puedes regalártelos tu mismo, dale un poquito de cariño a tus pies y ellos te lo pagarán con una mejor salud.