El trasplante de rostro más completo de la historia

Patrick Hardison, bombero voluntario en Missisipppi, a los 41 años de edad, sufrió graves quemaduras, en el cumplimiento de su trabajo; salvando la vida de una mujer en un incendio, casi pierde la suya, tras someterse a 70 cirugías este valiente bombero, recibió un trasplante de cara que incluyó, cuero cabelludo, orejas y canales auditivos.

Este procedimiento médico se realizó en Nueva York en el Centro Médico Langone y es el trasplante de cara más completo, que se ha realizado en la historia médica.

Trasplante de cara, cambia la historia de la ciencia médica

Tras un acontecimiento que cambio la historia de su vida, Patrick Hardinson cambia la historia de la ciencia médica tras su trasplante de cara.

Trasplante de cara

El trasplante de cara que vivió este bombero estadounidense, duró aproximadamente 26 horas con un equipo de 100 profesionales, contando con médicos, enfermeras, técnicos y personal de apoyo y luego de su período de recuperación, la noticia del éxito médico obtenido ha salido a la luz pública.

El accidente

En el año 2001, este valiente bombero sufrió graves quemaduras en el rostro, mientras realizaba labores de salvamento en un edificio en llamas, en Missisippi, cuando el techo de la estructura colapsó y quedó atrapado bajo él, aunque estuvo al borde de la muerte, tuvo la fuerza para salir adelante, pero con grandes cicatrices en su rostro.

Desde este momento comenzó una larga historia para este hombre, quien tratando de salvar la vida de una mujer, que jamás estuvo en peligro, casi pierde la suya, paradójicamente, mientras Patrick creía que la mujer se encontraba dentro del edificio en peligro de muerte, ella había decidido salir temprano de pesca.

Patrick, luego de su recuperación, inició una larga historia, entre quirófanos, pues desde el fatal accidente tuvo que someterse a 70 cirugías, para tratar de recuperar su rostro, el cual fue borrado totalmente por las llamas, y fue gracias a la ayuda y pericia del doctor Eduardo Rodríguez y a todo su equipo, que el bombero pudo recuperar su rostro con un trasplante de cara, que hasta los momento, ha sido el más extenso y complejo en la historia de la medicina.

Esta complicada cirugía, fue valorada en un millón de dólares e incluyó:

  • Cuero cabelludo.
  • Orejas y sus canales auditivos.
  • Porciones de hueso de la barbilla.
  • Nariz entera.
  • Nuevos párpados y sus músculos, dándole la posibilidad de cerrar los ojos por completo.

La historia de este bombero conmovió a todo el equipo que participó en la cirugía, quienes pusieron  todo su corazón en que, ésta fuera un completo éxito, este trasplante de cara, establece nuevos estándares para la cirugía y el trabajo en equipo.

Si bien es cierto que el Doctor Eduardo Rodríguez cambió la vida de Patrick, nada hubiese sido posible sin el donante, gracias a la asociación sin fines de lucro  LiveOnNY, quienes hicieron posible esto al encontrar al donante perfecto, quien debía tener, el mismo tipo de sangre, color de piel y cabello y estructura ósea similar y por supuesto a la familia de Rodebaugh, quien accedió a donar sus órganos y tejidos.