Propiedades del ginseng: la cura para todas las enfermedades

El ginseng, es una planta muy conocida y utilizada en la medicina tradicional china. De hecho, se ha utilizado desde hace miles de años para tratar diferentes enfermedades. Sin embargo, muchas personas aún desconocen, todas las facultades que puede tener esta raíz y los benéficos que se pueden recibir al consumirla.

En realidad, el ginseng ha sido empleado durante mucho tiempo para tratar muchas dolencias. De allí,  que captara la atención de investigadores que se han dado a la tarea de estudiar las propiedades de esta raíz. El día de hoy te presentaremos algunas de las propiedades más conocidas y probadas de esta magnífica planta.

Ginseng una planta con innumerables propiedades

El ginseng, es originario de Asia, principalmente de China y Corea. Hoy en día, prácticamente se le considera una reliquia, ya que para hallarlo, en ocasiones hay que llegar a sitios de muy difícil acceso. Suele crecer en terrenos húmedos y bosques de abetos.

Ginseng

Esta raíz ha sido considerada por algunos como “la cura para toda enfermedad”, de allí que en algunos países, incluso se considere una especie protegida, tal es el caso de Rusia. En otros lugares del mundo, se le trata casi como una planta venerable pues es llamada la “raíz del cielo” y para los coreanos es considerada una especie de “interés nacional”.

Podia

Pero no solo en el Oriente esta especie es muy apreciada, en el Occidente también es ampliamente empleada y sus propiedades han sido difundidas. Sin embargo, tal vez desconozcas que existen distintos tipos de ginseng y que de acuerdo al tratamiento que se le de, cada uno tiene sus propiedades específicas. El ginseng puede ser:

Blanco: Cuando está recién cosechado.

Marrón: al secarse la raíz adquiere esta tonalidad.

Rojo: cuando la raíz se recoge y se cocina al vapor o al sol.

¿Cuáles son las propiedades comprobadas del esta planta?

A continuación, te enumeramos las propiedades más probadas que tiene esta asombrosa raíz

Devuelve la energía: esta raíz es un estimulante muy efectivo que puede devolverte la vitalidad. Así que si te sientes muy cansado puede ser muy útil incluirlo en tu dieta.

Combate el estrés: ayuda al organismo a regular los niveles de cortisol y aumentar la sensación de bienestar; por ello es muy útil para aliviar los picos de estrés.

Estimula la agudeza mental: como contiene vasodilatadores, esta planta es muy útil para estimular la circulación cerebral, lo cual se traduce en una mayor concentración y agudeza mental.

Reduce el colesterol y el azúcar en la sangre: el ginseng activa la producción de insulina, por lo que resulta ideal para los diabéticos. También es muy útil para regular el colesterol y la hipertensión arterial.

Fortalece el sistema inmunológico: puede ayudar en gran manera a subir las defensas de nuestro organismo. Por ello, si padeces frecuentemente de gripes o resfriados no dejes de consumirlo. Te ayudará a hacerle frente a estas y otras enfermedades.

Ayuda a reducir el riesgo de cáncer: algunos estudios han demostrado que esta raíz es capaz de reducir la reproducción de células cancerígenas, por lo que resulta muy útil para reducir el riesgo de padecer cáncer.