Receta de Limonada probiótica para limpiar los intestinos

El limón es conocido mundialmente por sus muchas propiedades y beneficios para la salud. Una de las formas más utilizadas para consumirlo es extrayendo su zumo. ¿Quién de nosotros no ha disfrutado de una deliciosa limonada en un día caluroso? Sin embargo, ¿sabías que puedes añadir más propiedades a tu limonada? Hoy te mostraremos como elaborar en casa tu propia limonada probiótica.

Algunas de las propiedades conocidas del zumo de limón son: es un poderoso desintoxicante y depurativo para nuestros órganos (principalmente el hígado y los riñones), ayuda a reforzar el sistema inmunológico, posee un alto contenido de vitamina C, ayuda a prevenir y combatir infecciones y otras enfermedades y puede colaborar en gran manera en la depuración de la sangre.

Limonada probiótica: receta para elaborarla en casa

Si a todas estas excelentes propiedades de la limonada, le añadimos algunos ingredientes, podemos obtener una deliciosa limonada probiótica que, aparte de todos los maravillosos beneficios mencionados, también nos ayudará a fortalecer la flora intestinal. Esto indudablemente se traducirá en mejorías notables en nuestro sistema digestivo y nuestra salud en general.

Limonada probiótica

La receta de limonada probiótica que te mostraremos a continuación, tiene todos los beneficios del limón; pero además, es rica en aminoácidos, vitaminas y minerales; tales como: potasio, hierro, zinc, magnesio, vitamina C, vitamina A y complejo B. Adicionalmente, posee propiedades antivirales, antibacterianas y es una bebida hidratante, deliciosa y refrescante.

Receta para preparar limonada probiótica

Ingredientes

  • Yogurt natural fresco (aproximadamente medio litro).
  • Una taza de azúcar de caña (no utilices azúcar refinada).
  • De 10 a 12 limones (dependiendo del tamaño).
  • Agua.

Preparación

  • Para empezar debes obtener suero de leche a partir del yogurt. El procedimiento para hacerlo es muy sencillo: toma una gasa fina y cuela el yogurt a temperatura ambiente para extraer el suero de leche. Esto te tomará algunos minutos, pues necesitarás extraer una taza de suero de leche.
  • Exprime todos los limones y coloca el zumo en una jarra de un litro.
  • Agrega el azúcar de caña.
  • Añade el suero de leche previamente extraído.
  • Completa la jarra con agua fría y revuelve.
  • Deja la mezcla a temperatura ambiente durante dos o tres días, esto permitirá que se lleve a cabo el proceso de fermentación que resultará en la degradación del azúcar y la producción abundante de bacterias beneficiosas para el organismo.
  • Una vez transcurrido el tiempo necesario, la bebida estará lista para tomar. Conserva en la nevera.

Modo de Uso

Consume dos o tres vasos al día de esta deliciosa bebida.

¿Por qué es tan beneficiosa?

Como sabemos, los probióticos son microrganismo agregados que tienen la facultad de pasar transitoriamente por nuestro intestino, llevando a cabo funciones de degradación de las moléculas de los alimentos, pero sin colonizar nuestro cuerpo.

Se ha comprobado, que los probióticos pueden mejorar enormemente la salud de nuestros intestinos y fortalecer el sistema inmunológico, el cual se encuentra muy relacionado con nuestra salud intestinal.

Así que, aunque el proceso de preparación de esta bebida parezca algo trabajoso, los beneficios que obtendrán al prepararla, bien valen la pena. Realmente, cualquier sacrificio que hagamos por tener una mejor salud lo vale.