Desaparece las arrugas en 1 semana con este potente remedio natural

Hoy en día, muchos tratamientos cosméticos prometen eliminar las arrugas de una manera mágica: desde cremas anti edad, pasando por el Botox y hasta llegar a la cirugía plástica. Lo cierto es, que la mayoría de nosotros no nos acostumbramos a ver las arrugas en nuestra piel, y daríamos lo que fuera por lucir nuevamente jóvenes.

Las arrugas son símbolo de experiencia… dicen algunos. Tal afirmación es cierta, sin embargo no ofrece completo consuelo cuando nos vemos en el espejo y notamos la aparición de los primeros síntomas del envejecimiento. La verdad es, que estas marcas en la piel desmejoran nuestra apariencia y hasta afectan nuestra autoestima.

Las arrugas ¿Es posible ganarle la batalla?

En realidad, la razón por la que envejecemos los científicos no la han logrado descifrar; sencillamente llega un momento en que las células de nuestra piel dejan de regenerarse y comienzan a degenerarse. Sin embargo, si han logrado aislar algunos factores que pueden incidir en la aparición prematura de las arrugas. A continuación enumeramos algunos:

Las arrugas

  • Exposición muy frecuente al sol.
  • Utilización frecuente de camas solares.
  • Tabaquismo.
  • Algunas expresiones de nuestro rostro.
  • Procedimientos de limpieza facial no adecuados.
  • La posición en la que acostumbramos a dormir.
  • La pérdida de masa muscular.

A medida que pasa el tiempo, van apareciendo los distintos pliegues en nuestra piel. Esto se debe a que las células de nuestra piel al no regenerarse van perdiendo elasticidad. Con la edad, la producción de elastina, otro elemento importante en la salud cutánea, va disminuyendo también, incidiendo directamente en la apariencia de nuestra piel.

El día de hoy, probaremos una mascarilla fabulosa, capaz de disminuir las arrugas en una semana. Aunque muchos cosméticos han prometido excelentes resultados; esta mascarilla no tiene nada que envidiarle a ninguno de los costosos tratamientos que hoy existen en el mercado. Esta receta, ha sorprendido a muchos por sus maravillosos resultados, y por lo sencilla y económica que es.

Ingredientes

  • 2 cucharaditas de miel pura.
  • 2 yemas de huevo.
  • 4 cucharadas de vaselina.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen, de almendras o de coco.

Preparación

  • Coloca la vaselina en un recipiente y derrítela a baño María hasta que esté bien líquida.
  • En otro recipiente bate muy bien las yemas de los huevos hasta que estén espumosas.
  • Una vez que la vaselina haya reposado (no debe estar muy caliente), agrégala a las yemas de huevo batidas.
  • Vierte la miel y el aceite a la mezcla anterior. Si el aceite que estás utilizando es muy viscoso, también puedes calentarlo un poco para que se vuelva más líquido.
  • Mezcla muy bien todos los ingredientes hasta obtener una pasta homogénea.

Aplicación

Coloca la mascarilla suavemente sobre la piel, ya sea utilizando un pincel o la yema de tus dedos. Cubre todo tu rostro con este preparado. Tras la primera aplicación, espera unos minutos a que la piel absorba todos los nutrientes, y aplica un poco más de la mezcla. Déjala sobre tu cutis durante cuarenta minutos y luego retírala con agua templada.

Puedes utilizar esta mascarilla con la frecuencia que desees; si es posible a diario durante toda la semana. Como sugerencia adicional, te recomendamos que te tires una foto antes y después de la aplicación del remedio, así podrás ver mejor los resultados.

Recuerda, si te gustó este artículo, compártelo con tus familiares y amigos. Y si pruebas la mascarilla, coméntanos un poco como te fue.