Deja como nuevo el grifo de la ducha con este truco

La limpieza del hogar es uno de los aspectos más importantes para cuidar la salud de nuestra familia. Si en una casa no hay buenos hábitos de limpieza, es posible que quienes la habitan padezcan de ciertas enfermedades y desconozcan qué puede estarlas causando. Uno de los sitios más frecuentes donde se acumulan bacterias son los baños; en especial el grifo de la ducha es una zona que tendemos a descuidar.

Es común que en el grifo de la ducha se acumulen sarro, hongos o placas de sal. Por ejemplo, en sitios donde el agua es muy tratada, es frecuente que se acumulen capas salobres o de cloro en esta zona. Por otro lado, la humedad característica de los baños, tiende a favorecer la aparición de hongos, es por ello que la limpieza del baño y en especial de la ducha debe realizarse de forma cuidadosa.

Grifo de la ducha completamente limpio aplicando una técnica sencilla

El truco que te enseñaremos hoy para dejar el grifo de la ducha como nuevo es muy sencillo y fácil de realizar. Pruébalo y verás que los resultados que obtendrás te sorprenderán.

Grifo de la ducha

Limpiar el grifo de la ducha paso a paso

Para aplicar este fantástico truco necesitarás:

  • Una liga goma o alambre suave.
  • Una bolsa plástica.
  • Una taza de vinagre blanco.
  • 1/3 de taza de bicarbonato de sodio.

Como sabemos, tanto el bicarbonato de sodio como el vinagre, son ingredientes que tienen una amplia cantidad de propiedades tanto como agentes de limpieza, como para algunos remedios caseros, nunca deberían faltar en tu hogar. Veamos cómo aplicar este truco paso a paso.

Paso 1:

Coloca dentro de la bolsa el vinagre y el bicarbonato, mezclándolo bien. Es importante que verifiques primero que la bolsa no tenga ningún agujero; para ello llénala primero de agua, mira bien si no hay ninguna fuga, retira el agua y luego agrega los ingredientes mencionados.

Otro punto importante es que debes colocar primero el bicarbonato en la bolsa y luego poco a poco el vinagre; pues al entrar en contacto estas dos sustancias producen un efecto espumoso y puede que se desborde la mezcla de la bolsa. No te preocupes, esta sustancia no te hará ningún daño.

Paso 2:

Coloca la bolsa con la mezcla en el cabezal de la ducha y amárrala con la liga o el alambre firmemente, envolviendo todo el grifo.

Paso 3:

Deja remojar el cabezal de la ducha durante toda la noche preferiblemente; si no te es posible; debe permanecer al menos durante 3 hora para que el truco surta el efecto adecuado.

Paso 4:

Una vez transcurrido el tiempo, debes frotar ahora con un cepillo enérgicamente. Como el sarro ha sido remojado, no te preocupes que toda la suciedad saldrá fácilmente sin restregar mucho.

Listo, ahora a limpiar el resto de la ducha y el baño. Con este truco te ahorrará muchas molestias a la hora de limpiar tu ducha y tu baño quedará reluciente.

Esperamos que este truco te sea de gran utilidad en tu vida diaria y que facilite en gran manera tu rutina de limpieza. Si te gustó el artículo, no dudes en compartirlo con tus amigos a través de las redes sociales.