Cura milagrosa para las enfermedades de las articulaciones

Las enfermedades de las articulaciones y sus componentes tales como, músculos, huesos cartílagos y tendones se pueden considerar enfermedades de los tejidos conectivos, esto se debe a que, estas estructuras, contienen una gran cantidad de dichos tejidos, aunque muchas de estas enfermedades son de tipo autoinmune.

Estas enfermedades autoinmunes, se caracterizan por existir la presencia de efectos autoinmunes, en el sistema, reaccionando contra los propios tejidos del cuerpo con la producción de anticuerpos anormales que atacan dichos tejido y el principal síntoma son las inflamaciones, las cuales suelen ser tan crónicas, que pueden afectar o lesionar otra partes involucradas.

Las Enfermedades de las articulaciones, aprende a tratarlas de manera natural     

Las enfermedades de las articulaciones pueden presentar inflamaciones crónicas y pueden ser muy dolorosas, es por eso que te recomendaremos el uso de una cura milagrosa para tratarlas.

las enfermedades articulares

Las enfermedades de las articulaciones además de la inflamación crónica que pueden causar, suelen lesionar los tejidos normales, perjudicando significativamente a los cartílagos, así que tratarlas resulta ser muy importante para evitar efectos permanentes.

En esta oportunidad te presentaremos una receta basada en productos completamente naturales, que te pueden ayudar a tratar enfermedades tales como la artritis, los reumatismos y las enfermedades de las articulaciones de manera sencilla y económica. Esta es una receta creada por el “Padre” germano-estadounidense Ernst Gunter, la cual ha resultado ser muy efectiva para controlar los dolores y disminuir las inflamaciones.

Receta para tratar las enfermedades de las articulaciones

Para realizar esta gran receta necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Papa (una grande)
  • Cebollas (una grande)
  • Linaza (una cucharada)

Preparación:

  • Para prepararla debes poner a remojar en agua una cucharada de semillas de linaza en tres onzas de agua y cocinarlas durante diez minutos, esto hará que la semilla de linaza se vuelva una mezcla.
  • A continuación lava la papa y la cebolla y córtalas en trozos pequeños e incluso puedes utilizarlas ralladas.
  • Cuando el agua de linaza se encuentre fría incorpora los trozos de cebolla y los de papa y una vez más mezcla todo junto.
  • Podrás notar un exceso de líquido en la mezcla que debes escurrir.

Modo de uso:

Esta preparación debes colocar en unos guantes o unos calcetines viejos, según la parte del cuerpo que te duela, he introducir las manos o pies en ellos, luego, te recomendamos, envolver en una bolsa para evitar que el exceso de líquido se derrame.

Si el problema se encuentra en otra parte del cuerpo puedes hacer un cataplasma con la mezcla y colocarla en caderas, columna vertebral, costillas o rodillas y cualquier otra parte del cuerpo en donde sientas el dolor e inflamación. Te recomendamos mantener el cataplasma durante la noche y luego, a la mañana siguiente, lavar con agua y jabón.

Advertencia: Las cebolla, puede irritar la piel, si notas tu piel irritada o enrojecida, puedes untar un poco de aceite de oliva en la zona o envolver bien la mezcla con un poco más de gasa, para evitar que la cebolla tenga contacto directo con la piel