¡Cuidado! Podrías estar contribuyendo con la extinción del orangután

¿Qué pensarías si te decimos que la gran mayoría de nosotros estamos contribuyendo con un enorme desastre ecológico? Así es, si eres consumidor del aceite de palma o de alguno de los muchos productos comerciales que lo contienen estás contribuyendo con la extinción del orangután.

El aceite de palma tiene hoy en día una gran demanda; por ello, muchas plantaciones de aceite de palma están destruyendo el hábitat natural del orangután. De hecho, se calcula que más del 90% del hábitat del orangután ha sido destruida en los últimos 20 años. Sigue leyendo para entender cómo estás contribuyendo con la extinción del orangután.

La extinción del orangután es inminente si no hacemos algo pronto

Dos de las regiones donde se produce el aceite de palma son Borneo y Sumatra; dos bellas islas ubicadas en el sudeste de Asia y que cuentan con una magnifica biodiversidad; pero que por el mal uso que se le da al ambiente, también cuentan con las listas más largas de especies en peligro de extinción. Por el abuso del hombre en las plantaciones de aceite de palma la extinción del orangután parece inminente.

extinción del orangután

Se calcula que en las selvas tropicales de Malasia e Indonesia, se borran cada hora un área del tamaño de 300 campos de futbol relacionado con la producción de aceite de palma; el cual es de uso cotidiano en panaderías, confiterías, industrias de cosméticos y productos de limpieza. Muchos de estos productos forman parte de nuestras compras semanales.

Conozcamos al orangután

La palabra orangután en el idioma Indonesio significa literalmente “hombre de la selva” y hace referencia al parecido que tiene este primate con la raza humana. Según las estadísticas, entre 6 a 12 orangutanes mueren cada día como consecuencia directa o indirecta de la producción de aceite de palma.

Muchas de estas muertes se producen durante el proceso de deforestación necesario para realizar las plantaciones de la palma; en este proceso muchos mueren quemados. En otros casos, son capturados y cruelmente asesinados mientras entran a estas plantaciones en busca de comida; de hecho, se les considera una plaga en estas plantaciones.

Las estadísticas suministradas por el gobierno, muestran que a causa de la deforestación ya han muerto hasta hoy 50.000 primates de este tipo. Según estos datos; si el patrón no cambia, en 12 años o menos la especie estaría extinta.

La producción del aceite de palma también está afectando enormemente nuestro planeta. Los daños a la selva causados por la deforestación también son dignos de mencionar.  Se calcula que si no se hacen cambios prontamente, en 20 años o menos ya la selva tropical no existirá.

De manera que tenemos sobradas razones para dejar de consumir el aceite de palma. Si todos aportamos nuestro apoyo en este sentido; al reducirse la demanda de este aceite, la producción disminuirá, con la consecuente disminución de sus dramáticos efectos.

Por ello, te recomendamos que tengas todos estos datos presentes cuando hagas tu próxima compra semanal. No deseamos de ninguna manera contribuir con la contaminación ambiental ni con la extinción del orangután.