Cómo conseguir un vientre plano en solo 2 semanas. Resultados garantizados

Uno de los sueños de toda mujer es lucir un vientre plano, para lo cual es importante que  tengas presente ciertos tips que te serán muy útiles para conseguirlo, entre los cuales está que debes comer por lo menos cinco o seis veces al día, en porciones apropiadas, para lograr acelerar tu metabolismo, así mismo, esto lo debes acompañar de ejercicios cardiovasculares de alta intensidad.

Si tu meta es perder peso y conseguir un abdomen plano, debes estar consiente de que no existe ningún producto, bien sea natural o químico que logre darte lo que deseas sin ningún esfuerzo, así que debes mentalizarte de que debes realizar cambios en tu vida, mejorando tus hábitos alimenticios y comenzando una buena rutina de ejercicios, además de esto, es importante que seas constante, tengas determinación, mucha paciencia y fuerza de voluntad, esto será fundamental para tener buenos resultados.

Vientre plano en tan solo 2 semanas, descubre cómo

Además de una buena alimentación, para conseguir un vientre plano, debes enfocarte en el ejercicio con entrenamiento de fuerza, para tonificar y ejercicios cardiovasculares para quemar esa grasa acumulada.

vientre plano

A nivel alimenticio, es importante que tomes en cuenta los siguientes consejos para conseguir  el vientre plano que tanto deseas:

  • Ten en cuenta que es fundamental tener una dieta sana y equilibrada, con una alimentación que incluya cinco o seis comidas, que no sean de grandes cantidades, esto te ayudará a estimular tu metabolismo y te ayudará a controlar los estados de ansiedad, debes incluir en tu dieta diaria frutas, vegetales y cereales ricos en fibra, que te ayuden a evitar el estreñimiento.
  • Mantén limitado el consumo de los carbohidratos, si no puedes eliminarlos por completo, sólo consumelo por las mañanas, incluye grasas insaturadas en tu dieta, esto te hará sentirte satisfecha por más tiempo y aumenta el consumo de proteínas negras, para promover el desarrollo de masa muscular.
  • Acostúmbrate a consumir por lo menos dos litros de agua al día, esto te ayudará a prevenir y tratar la retención de líquidos y a desintoxicarte, además de mantener a tu cuerpo y piel hidratados.
  • Aumenta el consumo de fibra , esto te ayudará a evitar la distensión abdominal.
  • Reduce o evita el consumo de carbohidratos y azúcar, evita las gaseosas, los pasteles y galletas.
  • No consumas alimentos con alto contenido de grasas trans, evita las frituras y la comida rápida, la cual no es nada saludable.

Además de la alimentación deberás enfocarte en una buena rutina de ejercicios, así que ten en cuenta lo siguiente:

  • Combina ejercicios de alta intensidad y fuerza, con ejercicios cardiovasculares, realiza una rutina que involucre por lo menos  tres días de la semana y si dispones de tiempo la semana completa, para así aumentar la quema de grasa; puedes alternar entre varios minutos de ejercicios cardiovascular con una intensidad fácil, y otros varios minutos de ejercicios de cardio de alta intensidad. procura realizar sesiones de por lo menos 30 minutos.
  • Practica ejercicios de fuerza mínimo por tres días semanales, para quemar grasa de manera prolongada, esto te ayudará a aumentar la masa muscular y mantendrá tu metabolismo activo después de una rutina de entrenamiento.
  • Incorpora ejercicios para reafirmar la zona de los oblicuos y abdominales inferiores y superiores.
  • Mantén siempre una buena postura y no te encorves.