Conoce las propiedades medicinales de la albahaca

La albahaca es una hierba con un rico aroma y apreciado sabor en nuestras comidas, pero muy pocas personas consideran esta hierba como una planta medicinal.

Esta magnífica planta aromática posee ciertas propiedades que benefician a nuestra salud y ayudan a curar ciertas enfermedades, por lo que puedes utilizarla como medicina alternativa para algunas dolencias, que te resultará muy económico y posiblemente sólo cueste el esfuerzo de ir a tomar unas hojas, de esta planta en tu jardín.

La albahaca posee propiedades medicinales impresionantes

Para beneficiarte de las propiedades medicinales que posee la albahaca, puedes consumirla en infusiones e incorporar este rico sabor a tus ensaladas.

La albahaca

Esta rica hierba utilizada comúnmente en nuestras comidas, puedes utilizarla para beneficio de tu salud, consumiéndola o aplicándola en diferentes partes de tu cuerpo, bajo diferentes formas tales como: pomadas, cocimientos, infusiones, tinturas, cataplasmas, lociones, cremas o directamente sus hojas secas o frescas. A continuación te mencionaremos algunos de los beneficios que puedes obtener al utilizarla:

  • Ayuda a deshacernos del agotamiento, depresión, jaqueca e insomnio.
  • Puede aportar grandes beneficios a tu sistema digestivo, es un gran diurético y antiespasmódico.
  • Ayuda a bajar la fiebre.
  • Mejora las irritaciones en la piel.
  • Promueve la secreción de leche, en mujeres en período de lactancia.
  • Ayuda a combatir los parásitos intestinales, mejora el apetito y combate las alteraciones nerviosas.
  • Es un gran aliado contra el acné.
  • Mejora significativamente las dolorosas aftas y llagas en la boca.
  • Cura la laringitis o faringitis.
  • Es un gran analgésico, antiséptico y cicatrizante, así que tenla a mano para el uso en las raspaduras de los más pequeños de casa.
  • Puede ser utilizado como afrodisíaco natural.
  • Y se le atribuyen propiedades anti-inflamatorias para las articulaciones.

Características y cultivo de la albahaca

La albahaca es una planta de fácil cultivo, según las condiciones ambientales del sitio donde quiera ser sembrada, puede darse anualmente o dos veces al año, esto dependerá de las estaciones presentes en tu país. Posee bellas hojas de un verde intenso con una forma ovalada y dentada, acompañada de unos diminutos ramillos de flores que suelen ser de color blanco o un poco purpuras, en ocasiones.

El tallo de esta planta es erguido y puede llegar a medir hasta unos 50 cm. Aproximadamente, lo sencillo y fácil de su cultivo la hace una planta propia para tenerla en el jardín de tu casa o si vives en un apartamento, puede darse muy abundantemente en una maceta, para sembrarla te recomendamos que lo hagas en verano, pues es propia de ambientes cálidos y no resiste e frío.

Las semillas de la albahaca está contenida en sus flores, puedes dejarlas secar y sembrarlas directamente en una tierra fértil, mantenla siempre bien abonada y procura cortar sus flores para que nunca dejen de crecer, cuando necesites unas de sus hojas para utilizarla en tus comidas o tratar alguna dolencia, siempre trata de escoger las hojas más maduras y prepárate para inundar tu hogar con este rico aroma que seguro lo sentirás en lo que tu planta comience a florecer.