Conoce cómo puedes hacer crecer un árbol de aguacate en un jardín pequeño

El aguacate es una fruta exquisita, que probablemente sea una de las frutas favoritas de muchos, su sabor y cremosidad, puede llegar a ser irresistibles y aunque es fácil de plantar y cultivar el árbol de aguacate es un árbol grande que puede necesitar mucho espacio para crecer.

Por el gran tamaño de este árbol no todos podemos gozar de tenerlo en nuestras casas, sin embargo hoy te mostraremos cómo puedes tener un árbol de aguacate en un jardín pequeño, así que cuando utilices esta fruta para alguna ensalada guarda su semilla para tener tu propio árbol de aguacate.

árbol de aguacate, aprende a plantarlo en un jardín pequeño.

En esta oportunidad te estaremos mostrando cómo puedes plantar tu propio árbol de aguacate en un jardín pequeño y protegerlo si vives en una zona fría.

árbol de aguacate

Los árboles de aguacate son muy fáciles de mantener en regiones cálidas y amplias, sin embargo es importante que sepas, que si no vives en una zona tropical y no cuentas con un jardín amplio, también puedes contar con un árbol de esta increíble fruta, te enseñaremos cómo hacerlo.

Pasos para cultivar un árbol de aguacate:

Podia
  1. Extrae la semilla y lavala, para hacerlo, ponla en remojo por unos minutos y luego frótala suavemente, ten presente que debes mantener la capa o piel marrón que recubre la semilla.
  2. Debes realizar unas perforaciones alrededor de la semilla, para colocar unos palillos que te ayudarán a sostenerla, ten en consideración cuál es la parte superior e inferior de la semilla para colocarlos justo en el centro.
  3. Se debe colocar la parte inferior o más gruesa de la semilla en un poco de agua para estimular el crecimiento de la raíz.
  4. Transcurridas unas tres a seis semanas la semilla ya ha comenzado a germinar, lo notarás al ver que comienza a salir un germinado de la parte superior y las raíces comenzarán a salir en la parte inferior.
  5. Hay que esperar unas semanas más y cuando observamos que la cola del brote es de seis a siete pulgadas, es el momento óptimo para realizar la plantación de la semilla, la cual debe realizarse a una profundidad de cinco a seis pulgadas de la superficie.
  6. La plantación debe hacerse en una maceta grande de unas 10” de diámetro y es muy importante que utilices una tierra enriquecida, para que nutra nuestro nuevo árbol.
  7. Ahora sólo debes esperar y estar pendiente del regado de tu nueva planta pues es muy importante que la tierra donde plantaste se encuentre siempre húmeda.
  8. Si vives en una zona donde hace mucho frío, puedes llevar tu planta a interiores, donde goce de la luz exterior y puedas brindarle el calor que necesita para seguir creciendo y que puedas disfrutar de su rica fruta.
  9. Mientras estés en verano deja que tu planta, disfrute del ambiente cálido que le brinda el clima natural y déjala en tu pequeño jardín.
  10. El uso de la maceta limitará su crecimiento y el tamaño de su fruta pero su sabor será tan exquisito como siempre.