Conoce como el pepino puede reducir el riesgo de cáncer de mama

Aunque no se tiene total certeza de donde se originó el pepino, aparentemente tiene sus inicios en el continente asiático. Probablemente, fue llevado hacia Europa por los Romanos. Hoy en día, el pepino es uno de los vegetales más populares, tanto por su facilidad para ser cultivado como por sus magníficas propiedades. Entre ellas, recientemente se ha determinado que puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer de mama.

Las propiedades del pepino son innumerables: contiene fitonutrientes que fortalecen nuestro organismo, tiene además flavonoides, vitamina K y vitamina C. Todos estos componentes hacen del pepino un antioxidante muy efectivo. Además, se ha comprobado que es muy útil para la salud cardiovascular, para fortalecer el sistema óseo y hasta para el cuidado de nuestra piel.

Reducir el riesgo de cáncer de mamá consumiendo pepino

Estudios realizados recientemente confirman una propiedad adicional que tiene el pepino. Al parecer, éste también puede actuar para reducir el riesgo de cáncer. Aparentemente esto se debe a que contiene una substancia llamada curcubitacina B.

Reducir el riesgo de cáncer

La curcubitacina es un compuesto altamente anticancerígeno que ha demostrado sus efectos sobre el cáncer de mama, próstata, pulmón, páncreas, leucemia y neuroblastoma, entre otros. A continuación, te presentamos los resultados de varios estudios, que relacionan este componente con la reducción del riesgo de cáncer de mama.

En cierta investigación realizada sobre ratones, se inocularon células de cáncer de mama invitro en un grupo de roedores y se observó su evolución durante 6 semanas. Un grupo fue alimentado con curcubitacina B y otro no. El estudio demostró que los ratones alimentados con este compuesto, tuvieron 55% menos cantidad de tumores de mama, que aquellos ratones que no fueron alimentados con la curcubitacina B.

¿Pero es igual de efectivo el pepino en las mujeres? Dos estudios demuestran que así es. Una investigación realizada en Italia también comprobó que el consumo de pepino puede reducir el riesgo de cáncer de mama. La investigación demostró que las mujeres que tenían una alimentación con abundantes verduras, incluido el pepino entre ellas, tenían un 34% menos de riesgo de padecer cáncer de mama.

En otra investigación realizada en Grecia, se compararon los resultados, segmentando el grupo de mujeres estudiadas; entre aquellas que comían pepino dos veces por semana, y aquellas que solo lo comían una vez.

Se encontró que aquellas mujeres que comían pepino dos veces por semana, tenían un 15% menos de riesgo de padecer cáncer de mama, que aquellas que lo consumían sólo una vez. La protección tiende a aumentar proporcionalmente, de acuerdo a la ingesta de pepino.

La investigación Griega mostró resultados asombrosos para aquellas mujeres que consumían diariamente ensalada con lechuga y pepino y que además, comían zanahoria cruda al menos dos veces por semana; esta magnifica combinación, puede reducir el riesgo de cáncer de mama hasta en un 88%.

Todos estos estudios demuestran lo importante que es tener una alimentación saludable, tanto para prevenir el cáncer, como para nuestra salud en general. Por ello, te recomendamos cuidar de tu salud, incluyendo en tu dieta diaria abundante cantidad de frutas y verduras, tu organismo te lo agradecerá.