Cómo prevenir las infecciones vaginales

Las investigaciones demuestran que la mayoría de las mujeres sufriremos por lo menos una vez en nuestra vida, de alguna infección vaginal.

Al estar expuestas a distintas actividades, a lo largo del día, y sobre todo en estos tiempos donde las mujeres formamos parte del mercado laboral, es común que descuidemos aspectos de nuestra higiene o hábitos que son importantes a la hora de prevenir enfermedades en nuestra zona íntima.

Infecciones vaginales: Prevención

Las infecciones vaginales más frecuentes son: la vulvovaginitis por Candidiasis, vaginosis por Gardnerella y la Tricomoniasis que es una enfermedad de transmisión sexual.

Infecciones vaginales

Aunque en la zona de la vagina habitan de forma normal, una gran cantidad de microrganismos que son inofensivos; hay factores que pueden romper este equilibrio; lo cual resulta en la infección vaginal. En otros casos, las infecciones vaginales se producen por la existencia de una enfermedad venérea.

Algunas de las situaciones que pueden romper el balance normal de la zona íntima son: los cambios hormonales, el embarazo, la menopausia, el uso de antibióticos, la diabetes y el uso de anticonceptivos.

Generalmente, las infecciones vaginales se manifiestan por los siguientes síntomas: picazón en la zona íntima, dolor o ardor al orinar, flujo vaginal con color u olor desagradable, enrojecimiento de la zona, molestias durante el coito.

Recomendaciones para prevenir y combatir las infecciones vaginales

A continuación te damos algunas sugerencias basadas en plantas naturales y recomendaciones sencillas para prevenir o tratar las infecciones vaginales.

  • Tomar baños de Boldo. Esta planta tiene propiedades antifúngicas.
  • La caléndula tiene propiedades antibióticas y antifungicas. Hierve agua y agrega un poco de Calendula; déjala enfriar y la colocas en tu zona íntima.
  • Toma baños de asiento con té de manzanilla.
  • Tritura un diente de ajo hasta formar una pasta y colócala en la zona afectada. El ajo tiene propiedades antibacterianas y también actúa en contra de los hongos.
  • Coloca unas gotas de aceite de árbol de té en la bañera al realizar tu aseo diario.
  • Puedes tomar 3 veces al día un vaso de agua con 3 cucharadas de vinagre de manzana; esto te puede ayudar a regular el PH en tu zona íntima.
  • Consume frecuentemente yogurt natural; se ha comprobado que ayuda a evitar las infecciones íntimas. Puedes también colocar un poco en tu zona íntima, si ya estás siendo afectada por una infección.
  • Aumenta el consumo de hierro, zinc y vitamina B. Ya sea mediante un complejo vitamínico o consumiendo alimentos que los contengan.
  • Cuida la higiene de tu zona íntima. De preferencia utiliza un jabón con PH neutro para el aseo.
  • Evita utilizar ropa demasiado ajustada.
  • No utilices ropa interior de material sintético; ya que esta zona requiere ventilación y el exceso de humedad, debido a una mayor sudoración, promueve el crecimiento de las bacterias. Prefiere la ropa interior de 100% algodón.
  • En caso de que uses protectores diarios, reemplázalos 4 veces al día; la misma recomendación es válida para las toallas sanitarias y tampones.
  • No abuses de la limpieza vaginal; el uso de jabones así sean de PH neutro, pueden hacerte propensa a las infecciones. Se recomienda hacer la limpieza con jabón sólo una vez al día; mientras que el resto de las veces hacerlo sólo con agua.
  • Utiliza preservativo durante las relaciones sexuales.