Como Mejorar La Salud de tus Ojos de Forma Natural

No cabe duda de que el ojo es uno de los órganos más delicados que posee el ser humano, es bastante complejo y está compuesto por células sensoriales directamente conectadas al cerebro que hacen posible que podamos ver formas y colores.

A lo largo de la vida se desarrollan, por distintas circunstancias, enfermedades y deterioros de nuestra vista. Las enfermedades más comunes son ceguera nocturna, glaucoma, cataratas, vista cansada, entre otras.

ojos

Afortunadamente existen formas de cuidarla, simplemente recurriendo a determinados alimentos como frutas y verduras. Sobre todo a alimentos que nos aporten vitaminas A, C y E, minerales como el cobre y el Zinc, que posean antioxidantes y aminoácidos.

Aunque existen recetas que ayudan a mantener nuestra vista sana, no olvides que el factor más importante es descansar bien, dormir las suficientes horas al día va a permitir reparar a nuestros ojos los pequeños daños producidos en el mismo.

Recetas de jugos para ayudar a la vista

Jugo de fruta y yogur

Ingredientes zarzamora, arándanos, frambuesa, plátano y yogur natural. Después de lavarlas bien se mezcla en la licuadora junto con el yogur y listo. Puede tomarse un vaso por semana y si lo haces periódicamente te ayudará a mejorar la vista.

Jugo de mango y plátano

Este jugo también ayuda a proteger el oído y sobresales por tener buena cantidad de vitamina A. Ingredientes, plátano, manco, hielo y agua. Como puedes imaginar también puede ser una bebida muy refrescante.

Jugo rico en betacarotenos

Va a facilitar la visión nocturna y sus ingredientes son 3 manzanas rojas, un vaso de jugo de zanahoria. Se puede tomar un vaso a diario para su mejor efectividad.

Jugos de chicharos y frutas

Esta mezcla aunque resulte rara, es una de las más eficaces. Ingredientes: chicharos cocidos, zanahorias cocidas, puré de manzana, jugo de manzana, yogur natural y menta fresca.

Infusión de miel y diente de león

Las infusiones también son eficaces en este caso. Ingredientes, flores secas de diente de león, miel y ½ de agua caliente. Es fácil de preparar tan solo pon a hervir las hojas secas trituradas unos 15 minutos, se cuela y se sirve. Se añade la miel al gusto. Se pueden llegar a tomar dos tazas al día.