Cómo Evitar los Hongos Vaginales

Las infecciones por hongos en la vagina ocurren cuando se distorsiona el equilibrio natural de organismos presentes en la vagina (levaduras), ocasionando infección. Esto ocurre más comúnmente antes o después del período menstrual.

Los hongos vaginales constituyen uno de los trastornos femeninos más comunes y frecuentes y es una enfermedad bastante molesta, que en ocasiones puede ser dolorosa.

Dile adiós a los hongos vaginales para siempre

La flora vaginal funciona como barrera de protección, su alteración pueden deberse principalmente a: los antibióticos, el exceso de peso y obesidad, los cambios hormonales, el embarazo, la diabetes, las enfermedades de transmisión sexual,  el uso de anticonceptivos, los esteroides, poca o excesiva higiene vaginal,  entre otros.

hongos vaginales

Todos los agentes mencionados antes pueden matar las bacterias normales en la vagina y permitir que la producción de levaduras crezca, ocasionando infección por hongos vaginales, así mismo una dieta poco saludable y equilibrada e incluso el estrés puede ocasionar una alteración en la flora vaginal ocasionando la proliferación de hongos en la zona íntima.

¿Cómo saber si tenemos infección por hongos vaginales?

Algunas de las siguientes señales externas pueden ayudarte a determinar si tu flora vaginal esta en desequilibrio:

  • Secreción vaginal blanquecina, espesa y como leche cortada.
  • Irritación y enrojecimiento de tu zona íntima, con la presencia de comezón y ardor.
  • Molestia y dolor al orinar o durante las relaciones sexuales.

¿Cómo evitas la infección por hongos vaginales?

Aun cuando existen tratamientos para combatir el hongo vaginal es mejor evitarse la molestia así que te recomendamos incorporar los siguientes consejos a tus hábitos diarios, y así evitarás el crecimiento excesivo de la levadura y microorganismos causantes de esta infección:

Con una alimentación saludable: La alimentación saludable y balanceada fortalece el sistema inmunológico y evitará cualquier desequilibrio en la flora vaginal. Para este caso en específico, los alimentos que más se aconsejan incluir en tu dieta diaria son: los huevos, los cereales integrales, las legumbres, los frutos secos, las carnes magras, el hígado, la calabaza, los vegetales de hojas verdes, los cítricos y los probióticos.

Específicamente, los alimentos con probióticos o “bacterias saludables”  ayudan a detener el crecimiento de organismos como los hongos y las bacterias y ayudan a reestablecer el desequilibrio de las floras presentes en nuestro organismo, incluyendo la flora vaginal.

Tener buena higiene íntima: Tener una higiene vaginal óptima ayudará a inhibir la aparición de infecciones vaginales por hongos. Limpiar la zona “v” a diario con algún jabón neutro sin aromas y retirando el exceso de humedad, previene la aparición de las infecciones por hongos vaginales y por otro lado las duchas vaginales alteran el equilibrio natural de la flora vaginal, evítalas.

Evitar antibióticos a menos que los necesites: Solo consumirlo en caso de requerirlos, y, en todo caso, leer sobre los efectos secundarios de lo que consumes.

Tu ropa de algodón, seca y holgada: Al momento de elegir prendas de vestir, escoge que sean de algodón, holgadas y con algún tipo de ventilación, para evitar concentración de calor y humedad. Retirar la ropa mojada lo más pronto que puedas ayuda a prevenir infecciones por hongos.