Cómo eliminar el dolor de espalda

Nadie está exento del molesto dolor de espalda, este dolor que ataca a cualquier persona. Si eres de los que los sufren a diario o si lo estás sufriendo en este momento, continúa leyendo este artículo para saber cómo curarlo naturalmente sin consumir analgésicos químicos.

El dolor de espalda es tan común que afectó a 8 de cada 10 personas alguna vez en su vida. Los hombres son más propensos a padecer este dolor que las mujeres si tenemos en cuenta que el 10% de los hombres y el 8% de las mujeres lo sufren. A continuación te enseñaremos distintos remedios naturales para combatir el dolor de espalda sin recurrir a medicamentos químicos que suelen acarrear efectos secundarios y dependencia.

Tratamientos naturales para el dolor de espalda

dolordeespalda

Estos remedios están hechos pura y exclusivamente con ingredientes naturales fáciles de conseguir y económicos.

  1. Aceite de romero
    El aceite de romero ayuda a aliviar la tensión del músculo y tiene efectos antiespasmódicos. Por esta razón, te recomendamos que elabores una friega de alcohol con dos ramas de romero, dejando reposar por una semana. Luego aplica sobre el área afectada cuantas veces consideres necesario dado que no existe el abuso de este remedio.
  2. Almohadilla de castañas
    Debido a su forma, apoyar una almohadilla de castañas sobre la zona afectada puede ayudarte a disminuir el dolor. Para ello debes pelar y moler una abundante cantidad de castañas de indias. Con el producto de las castañas molidas debes rellenar la funda de un cojín para luego colocar sobre la zona del dolor.
  3. Cataplasma de repollo
    Para preparar este remedio solo necesitas las hojas exteriores del repollo y un paño o gasa. Debes poner a calentar las hojas del repollo en el horno y unas vez que estén calientes las debes aplicar sobre la zona afectada, sosteniendo con la gasa o paño para conservar el calor. Mantén la cataplasma en el lugar afectado por una hora. Si el dolor persiste, continúa utilizando este remedio natural con hojas nuevas de repollo.
  4. Aceite de ajo
    Para preparar este remedio debes freír 10 dientes de ajo con un pocillo de aceite de oliva a fuego lento por 15 minutos aproximadamente. Luego se deja reposar y, una vez que está frío, se aplica sobre la zona afectada. Se deja actuar por 2 o 3 horas y luego se remueve con abundante agua tibia.
  5. Aceite de manzanilla
    La manzanilla posee una gran cantidad de propiedades benéficas para nuestro cuerpo, principalmente contiene efectos analgésicos. Para preparar el aceite de manzanilla debes llenar una botellita de vidrio que tenga tapa con un puñado de flores frescas de manzanilla y agregar aceite de oliva hasta cubrir las flores. Luego se deja descansar por dos semanas en un lugar que le dé el sol. Una vez transcurridas las dos semanas, este remedio está listo para frotar la zona afectada cada vez que surja el dolor.

Además de utilizar estos remedios naturales, te recomendamos que mantengas un peso saludable para evitar las sobrecargas musculares, que mantengas una postura correcta para evitar tensiones, que alternes el tiempo de permanencia en una misma posición y que realices ejercicio físico para fortalecer los músculos que sostienen la columna.

¿Tienes dolores de espalda frecuentes? Prueba con estos remedios y comparte el secreto a tus familiares y amigos.