Cómo curar la tos con remedios naturales

Seguro recuerdas que cuando eras niño y enfermabas, tu abuelita te preparaba una deliciosa sopa o caldo. Casi de inmediato, tu cuerpo se renovaba, se aliviaba tu tos y te sentías mejor.

Esto es una prueba de que el conocimiento basado en años de experiencia, a veces sin tener bases científicas, es muy eficaz. Con el paso del tiempo muchas de estas recetas y remedios tradicionales han sido investigadas y se ha demostrado su poder para mejorar ciertas enfermedades.

Curar la tos con remedios caseros tradicionales

Nuestras abuelitas sabían, por ejemplo,  que una buena sopa de pollo ayudaba a mejorar los síntomas de un resfriado y a aliviar la tos.

Curar la tos

En ocasiones, agregaban jengibre “para la garganta”, sin saber que este elemento ayuda a fortalecer también el sistema inmune. Otras veces, añadían abundante ajo, el cual se ha demostrado que tiene efectos antimicrobianos.

Muchos de los elementos utilizados por nuestros ancestros para tratar la tos, aún siguen vigentes. A continuación, mostramos algunos de estos remedios caseros que durante miles de años se han utilizado con éxito para curar la tos.

Miel y Limón

La miel tiene propiedades suavizantes, antibióticas y calmantes; y el limón posee gran cantidad de vitamina C y poder expectorante. Por eso la mezcla de miel y limón es tan efectiva para aliviar la tos. Este es uno de los remedios más populares para curar la tos. Puedes mezclar miel con el zumo de un limón y consumirlo durante el día.

Menta

El mentol es conocido también por tener efecto expectorante. Para que sea efectivo se recomienda beberlo mediante una infusión de té de menta. Puedes preparar un té con las hojas de menta fresca, se trituran, se colocan en una olla con 2 tazas de agua y se dejan hervir.

Coloca un poco de miel en la infusión y bébela, después de dejarla reposar unos minutos. Tanto el calor, como el efecto del mentol, te ayudarán a expulsar las flemas, lo cual se traducirá en el alivio de la tos.

Te de hierbas con limón

Puedes usar alguna hierba tal como: regaliz, gordolobo, hojas de salvia, corteza de cerezo silvestre u olmo para preparar el té, luego mezcla con limón. Bebe la infusión antes de dormir, te ayudará a aliviar la tos seca, que puede ser muy molesta a la hora de conciliar el sueño; además como estas hierbas no tienen cafeína no te provocarán insomnio.

Jugo de cebolla cruda

Es uno de los remedios naturales más efectivos para curar la tos. Para elaborarlo ralla una cebolla (preferiblemente cebolla morada) dentro de un recipiente, al hacerlo obtendremos un jugo un poco grumoso. Mezcla este jugo con 2 cucharadas de miel y deja reposar por unas 6 horas. Puedes tomar una cucharada de este remedio en la mañana y otra antes de acostarte.

Remedios naturales para curar la tos de los niños

Otra técnica muy utilizada para curar la tos en los niños consiste en aplicar algún aceite en forma de masaje sobre el pecho de los niños. Con aceites naturales, como el de coco o de oliva y algo de menta, puedes elaborar tu propio vicks vaporub en casa. Pero recuerda que esta técnica no se recomienda en niños menores de 10 años.