Cómo cambiar tu vida para bien en 4 semanas

Ninguno de nosotros desea sentirse infeliz. Sin embargo, algunas circunstancias de la vida, la rutina y otros factores pueden hacer que nos sintamos estancados, sin tiempo para nosotros mismos y presos en una vida que sentimos no merecer. Si ese es tu caso, sigue leyendo, te mostraremos como cambiar tu vida en sólo 4 semanas.

Hoy es el día ideal para empezar a poner en práctica estos consejos. En realidad, son consejos muy sencillos que todos podemos tomar en cuenta.

Cambiar tu vida para siempre en un mes

Cambiar tu vida para siempre es posible, si sigues estos consejos.

Cambiar tu vida

Semana 1: presta atención a tu cuerpo y tus hábitos

  • Levántate muy de mañana: trata de mentalizarte para levantarte una hora más temprano de lo que acostumbras. Para ello, intenta cambiar tus pensamientos negativos por otros positivos. Por ejemplo, a la hora de levantarte no pienses en que es otro día de trabajo, con tráfico y mil cosas que hacer; piensa más bien en que es otro día para vivir y disfrutar.
  • Aliméntate sanamente: analiza lo que estás comiendo. Una alimentación rica en carbohidratos, el consumo de cigarrillo, alcohol y otras sustancias se roban la energía que necesitas para vivir plenamente.
  • Haz ejercicio: el movimiento es vida. Si haces deportes, esto te ayudará a mantenerte saludable física y mentalmente. Puedes escoger el que más te apetezca, bien sea trotar, caminar o nadar.

Semana 2: Organiza tu vida

  • Limpia tu espacio: para cambiar tu vida es necesario que te deshagas de todo lo que no te hace feliz. Limpia cada uno de los rincones de tu casa y desecha todo aquello que no utilices.
  • Limpia tus asuntos y deberes: haz una lista de todas aquellos asuntos que tienes pendientes. Luego decídete a hacer lo que tienes pendiente y lo que definitivamente no vas a hacer táchalo de tu lista para siempre. Verás cómo sientes que te sacas un gran peso de encima.
  • Limpia tus relaciones: acaba y corta de una vez con todas aquellas relaciones que sean dañinas, que te roben la sonrisa y te pongan de mal humor. No estás obligado a decir siempre “si”, a sonreír si no te provoca. En cuanto a los padres, intenta mejorar tu relación con ellos.

Semana 3: define tus metas

  • Escribe tus planes: escribe todo aquello que desees hacer y proponte un plazo para lograr cada cosa. Se razonable al fijarte metas y planificar, no incluyas en la lista sueños imposibles.
  • Escribe lo imposible: es hora de apagar tu mente y escribir todo aquello que quisieras hacer pero sabes que nunca podrás hacer.
  • Planifica cada día: todos los días en la noche, intenta escribir las actividades que realizarás el día siguiente.

Semana 4: Extiende tus fronteras

  • Cambia tu rutina: no es necesario que realices grandes cambios, basta con que hagas algunos cambios pequeños; por ejemplo, ir a tu trabajo por otra vía o comprar tu café en un sitio distinto.
  • Sal de tu zona de confort: piensa en cuáles son tus temores y entonces enfréntalos. Por ejemplo; si temes a las alturas lánzate en paracaídas, si te cuesta establecer relaciones, ve a una fiesta donde no conozcas a casi nadie.
  • Descansa: a veces es necesario apartarse de todo por unas horas, apaga tu teléfono, desconecta el Internet y sólo tomate unos minutos para relajarte.

Si pones en práctica estos sencillos consejos, verás cómo lograrás cambiar tu vida para siempre y te sentirás feliz y satisfecho.