Combate a la inflamación y los radicales libres con un exfoliante tradicional

Cuando hablamos de un exfoliante tradicional, nos referimos al uso del arroz, el cual es un gran aliado para tu piel y para combatir inflamaciones que están relacionadas con la piel, pues ayuda a exfoliarla y a limpiarla, este grano es muy utilizado desde la antigüedad por la cultura oriental, siendo así un excelente exfoliante tradicional japones.

En la antigüedad los japoneses utilizaban varios ingredientes naturales para cuidar la piel y el cabello y el arroz era uno de ellos, tomando en consideración que, en Japón le dan mucha importancia al aspecto físico, tomemos en cuenta, este exfoliante tradicional, que aun utilizan para conseguir un cutis sano, bello, sin manchas y sin marcas del envejecimiento.

Exfoliante tradicional para una piel sana y joven

Conoce los beneficios que posee el arroz utilizándolo como un exfoliante tradicional, con el que lograras mantener una piel bella y joven.

exfoliante tradicional

Esta comprobado que el arroz posee muchos beneficios para la piel, además de poder tratar irritaciones, lesiones y aclarar manchas en la piel, por otra parte es muy utilizado en el Japón por las mujeres para tratar el cuidado del cabello, pues le aporta elasticidad.

Aunque no lo crean, este grano posee elementos bioactivos, los cuales pueden ser utilizados como unos excelentes antioxidantes, además, el salvado de arroz, posee ácido fítico, el cual puede ser utilizado como exfoliante para la piel y aumenta el fluido de la sangre en la piel.

¿Cómo utilizar el arroz para combatir las inflamaciones y los efectos de los radicales libres?

El arroz lo debes utilizar de manera tópica como un exfoliante tradicional, para utilizarlo lo harás en forma de polvo o emplasto, para disfrutar de sus increíbles beneficios, si utilizas harina de arroz puedes mejorar y calmar inflamaciones en la piel y aliviar quemaduras mediante un agua de arroz que puede ser utilizada como una pomada.

Por otra parte si posees una tina en casa puedes aprovechar los poderes sanadores para tu piel, realizando un baño de arroz y té verde, ambos son excelentes antioxidantes que ayudan a la reproducción celular, promoviendo la regeneración de tejidos.

Para realizar este baño necesitaras los siguientes ingredientes:

  • Arroz blanco orgánico (una taza)
  • Té verde de jazmín (dos cucharadas)

Debes hacer una bolsita con tela de muselina para colocar los ingredientes, llena la bañera con agua tibia y pon la bolsita con los ingredientes bajo el grifo y sumérgete en el agua, este baño te ayudará a deshacerte de la piel muerta y la suavizará, además de fortalecerla para prevenirte de enfermedades cutáneas y actuar como antiinflamatorio.

Si no tienes tina en tu baño, no te preocupes, tienes dos opciones, poner la bolsita amarrada del grifo de tu ducha y ducharte con esta agua o también puedes frotar tu cuerpo, mientras te duchas con esta bolsita, si bien no es tan relajante, como puede ser una tina, también funciona  para deshacerte de las inflamaciones y combatir los efectos de los radicales libres.

Si no lo crees, fíjate en lo suave limpia y lozana que se suele ver la piel de los japoneses y cambiaras de opinión.