Blanquea las ollas quemadas con un ingrediente que no te imaginas

A todos nos ha pasado alguna vez. Estamos preparando algún platillo, llaman por teléfono, nos distraemos por un momento, y en lo que parece un segundo… Se nos ha quemado la comida. Accidentes como estos suelen pasar. Con respecto al almuerzo quemado, deberás resolverlo luego. Hoy te enseñaremos como blanquear tus ollas quemadas con un ingrediente inimaginable.

La capa negra que queda en las ollas quemadas es muy difícil de remover. Existen en el mercado productos limpiantes que han sido diseñados para tal fin. Sin embargo, la mayoría de estos productos son altamente tóxicos, corrosivos e irritantes. De manera que su uso no es del todo seguro, en ocasiones pueden causar quemaduras o irritar las mucosas de los ojos o la nariz.

Ollas quemadas: Aquí tienes un truco para limpiarlas en 4 minutos

Cuando nos ocurre un accidente como el anteriormente descrito, algunas personas optan por utilizar los productos químicos mencionados; otras se enfrascan en la tarea ardua de fregar manualmente las ollas quemadas; algunos dejándolas remojar por un largo tiempo.

Ollas quemadas

Podia

Las formas tradicionales de blanquear las ollas de acero inoxidable llevan una inmensa inversión de tiempo y dinero. Además, muchos de los productos utilizados para blanquear las ollas no son biodegradables, por lo que causan inmensos daños a nuestro planeta. Entonces ¿por qué no considerar una opción más ecológica para limpiar las ollas quemadas?. A continuación te presentaremos una.

El ingrediente que te recomendamos para blanquear tus ollas quemadas; es tan común, que en ningún hogar falta; además es muy económico, biodegradable y, por si fuera poco, no causa ningún efecto secundario. Estamos hablando del Azúcar.

Si, el azúcar blanco, aunque es un ingrediente muy dañino para la salud, y que siempre desaconsejamos, puede ser de mucha utilidad para blanquear nuestras ollas de acero. En especial, hoy te queremos mostrar una técnica muy eficiente para blanquear las ollas de acero inoxidable con azúcar blanco en cubitos.

Técnica para blanquear ollas de acero quemadas

  • Toma unos cuantos cubitos de azúcar blanca.
  • Moja ligeramente toda la superficie quemada de la olla.
  • Toma el cubito con las manos y frota enérgicamente sobre la parte quemada de la olla.
  • Enjuaga cada tanto con agua, para que puedas visualizar como se va blanqueando la olla y puedas aplicar la fuerza debida en el lugar preciso.
  • El cubito de azúcar, por supuesto se ira disolviendo, así que debes reemplazarlo con uno nuevo cuando se te acabe.

Los resultados son fantásticos. Te lo garantizamos. Eso sí, siempre es recomendable al lavar la vajilla, en especial las ollas; cubrirse las manos con guantes de látex, así evitaras hacerte daño o irritar tu piel al frotar la olla. Con este sencillo y económico truco podrás ahorrarte mucho dinero y tiempo, además toda tu batería de ollas siempre estará en óptimo estado.

¿Te ha resultado útil este truco? No dudes en comentarnos como te fue. Además, porque no colaboras con tus familiares y amigos mostrándoles esta sencilla técnica que facilitará en gran manera su vida. Te animamos a compartirles este artículo.

ConvertKit