Beneficios de tomar vinagre de manzana y bicarbonato

La mezcla de vinagre de manzana y bicarbonato de sodio es ideal para tratar la retención de líquido, esta combinación al ser un excelente diurético y acelerar nuestro metabolismo, no sólo nos ayuda a deshacernos del exceso de líquido que se encuentra en nuestro organismo, sino también  a quemar grasa y deshacernos de esos kilitos de más.

El vinagre de manzana y el bicarbonato son utilizados tradicionalmente para muchas funciones y de diferentes maneras como remedio natural para la salud y belleza. Su uso constante se debe a su alta eficacia, economía y la facilidad para conseguirlos, además de ser muy común tenerlos en casa para utilizarlos en la cocina y en la limpieza.

Vinagre de manzana y bicarbonato, la combinación perfecta

En este artículo te mencionaremos cómo la combinación de vinagre de manzana y bicarbonato de sodio es un remedio natural muy efectivo para prevenir enfermedades y mantenerte en el peso ideal.

vinagre de manzana y bicarbonato

Tal vez te preguntarás por qué la combinación de vinagre de manzana y bicarbonato resulta ser tan efectiva, a continuación te mencionaremos varios motivos:

  • Estas dos sustancias poseen pH opuesto, esto nos asegura que haya un equilibrio perfecto en esta combinación.
  • Nos permite eliminar las toxinas de nuestro cuerpo depurando nuestro hígado.
  • Nos ayuda a metabolizar de mejor manera las grasas.
  • Es excelente para prevenir las infecciones de orina.
  • Promueve la salud de nuestros riñones, manteniendo limpias las vías urinarias.
  • Acelera nuestro metabolismo.
  • Nos ayuda a quemar la grasa de nuestro cuerpo, lo cual permite bajar de peso.
  • Evita la retención de líquido, por sus grandes efectos diuréticos.
  • Evita la sequedad ocular por su alto contenido de vitamina A.
  • Promueve el funcionamiento de nuestro sistema digestivo, gracias a las enzimas que posee.
  • Es muy útil para evitar y tratar las flatulencias, acidez y pesadez estomacal.
  • Ayuda a combatir el estreñimiento y mejora la flora intestinal.
  • Ayuda a desinflamar las encías (para utilizarlo como antiinflamatorio se recomienda realizar gárgaras con él antes de tragarlo).
  • Ayuda a eliminar la congestión nasal en casos de resfriado común y sinusitis.
  • Promueve niveles saludables de colesterol, triglicéridos y ácido úrico.
  • Es excelente para aliviar la tos y el dolor de garganta.
  • Gracias a su alto contenido de minerales, previene los calambres.
  • Ayuda a mejorar la apariencia de nuestra piel y del cabello, debido al alto contenido de vitaminas y minerales.
  • Previene la aparición de todo tipo de cálculos, bien sean biliares, renales o hepáticos.
  • Es un excelente tratamiento para calmar las infecciones urinarias.
  • Mejora la salud de nuestros dientes y previene la aparición de las caries, el sarro y la gingivitis.

¿Cómo preparar este remedio?

Para preparar este remedio sólo debes mezclar un vaso de agua tibia con una cucharada de vinagre de manzana y una pizca de bicarbonato de sodio. Es muy importante que tengas presente que el agua debe consumirse tibia pues el agua fría puede causar daño en el hígado.

¿Cómo debe consumirse?

Se puede tomar un vaso diario, preferiblemente en ayunas al menos una hora antes de desayunar.