¡Atención! ¿Sabías que existe un virus peor que el HIV?

Durante mucho tiempo, el HIV se ha considerado la enfermedad más temida. Quizás debido a sus terribles síntomas o al hecho de que es incurable. Sin embargo, existe una enfermedad que se transmite mucho más fácilmente, que actúa calladamente y cuyos efectos podrían ser peores que los del HIV.

Como sabemos, la principal vía de contagio del HIV es a través de las relaciones sexuales; por ello, en las últimas décadas se han realizado campañas masivas para promover el uso del preservativo. Los estudios confirman que usando condón, el contagio del HIV es impedido en un 80% de los casos. Sin embargo, la enfermedad a la que hace referencia este artículo, puede ser contagiada aún con el uso del condón.

HIV no es el virus más temible que existe

La enfermedad de la que hablamos, es el virus de papiloma humano o VPH. Esta enfermedad es también conocida como la “muerte silenciosa”. El nombre que se le da, se debe principalmente a que en etapas iniciales no produce ningún tipo de síntomas. Generalmente, los síntomas aparecen cuando ya es demasiado tarde para controlarla. Además, el condón no es muy efectivo para evitar el contagio.

HIV

Sobre el uso del condón, algunos opinan que la enfermedad puede prevenirse con éste; sin embargo, otros estudios afirman que el condón no es muy efectivo; ya que en muchas ocasiones el virus puede estar alojado en la pareja por años y transmitirse en cualquier momento, por desconocerse su existencia.

Una vez se desarrolla, la enfermedad produce la aparición de verrugas en las distintas partes del aparato reproductor femenino: el cuello uterino o la vagina. En ocasiones las úlceras pueden aparecer incluso en la cavidad bucal. Debido a las características y a lo extendida que se encuentra esta enfermedad, muchos estadounidenses sienten temor de ella.

El cáncer y el VPH

La razón por la que esta enfermedad es tan temida, no es sólo por su apariencia; además, los estudios científicos han comprobado la relación de la enfermedad con el cáncer de cuello uterino. Anualmente, una gran cantidad de mujeres muere, debido a cáncer en el cuello uterino producto de esta enfermedad, al no ser detectada a tiempo.

Afortunadamente, existen maneras de prevenir que esta enfermedad se convierta en cáncer. En primer lugar, aunque no es 100% efectivo es necesario el uso del condón cuando se tiene una vida sexual activa; además, otras medidas importantes serían: evitar la promiscuidad y acudir regularmente al ginecólogo.

Se recomienda realizarse chequeos ginecológicos anuales, con el objetivo de descartar ésta o cualquier otra afección que pueda degenerar en un cáncer de cuello uterino. Si el médico detecta las verrugas tempranamente, procederá a indicar el tratamiento adecuado para la erradicación del virus, comúnmente utilizará fármacos específicos y en algunos casos, realizará la cauterización o extracción de las verrugas.

¿Te pareció interesante este artículo? No dejes de compartirlo con tus amigos y familiares; recuerda que el mejor tratamiento de cualquier enfermedad, es la prevención; por ello comenta este artículo, y compártelo en las redes y así estarás colaborando con la concientización acerca de esta enfermedad.