Aprende como la columna vertebral se relaciona con otros órganos del cuerpo

En ocasiones, nos vemos afectados por un conjunto de enfermedades. Vamos visitando médico tras médico; especialista tras especialista, tratando de recuperar nuestra salud. Sin embargo, a veces no buscamos el origen de todas las dolencias. En este artículo descubrirás como el mal funcionamiento de la columna vertebral puede afectar a todo tu organismo.

El hecho de que la salud de la columna afecte todo nuestro cuerpo no debería sorprendernos. Como sabemos, la columna vertebral recubre toda la médula espinal, la cual es la encargada de llevar todas las señales que transmite el cerebro a cada uno de nuestros órganos.

Columna vertebral sana, para tener un cuerpo sano

Cuando las vértebras se encuentran desalineadas, las señales enviadas por el cerebro no son recibidas por los órganos al 100%, entonces se pueden generar muchos malestares y dolores. Partiendo de esta premisa, entonces es posible determinar qué parte de la columna tenemos afectada, basándonos en los síntomas de las enfermedades que presentemos.

Columna vertebral

En este artículo te explicaremos cómo se conecta la columna vertebral con cada órgano y cómo la mala alineación de las distintas vértebras, al  presionar los nervios que la rodean, pueden producir trastornos de salud.  Para ello te explicaremos vértebra por vértebra las conexiones existentes.

Vértebras cervicales

Las vértebras cervicales están relacionadas con muchos de los órganos superiores de nuestro cuerpo (cabeza, cuello y brazos); su desalineación puede desencadenar problemas en estas zonas. A continuación detallamos los trastornos que puede producir la desalineación de cada vértebra.

  • C1: mareos, fatiga, dolor de cabeza, hipertensión y mala memoria.
  • C2: alergias, tinnitus y sinusitis.
  • C3: acné, neuralgias o eczemas.
  • C4: pérdida de audición, problemas con las adenoides, catarro frecuente y fiebre del heno.
  • C5: irritación de la garganta y ronqueras frecuentes.
  • C6: amigdalitis, dolores en los brazos y cuello.
  • C7: problemas con la tiroides y resfríos frecuentes.

Vértebras dorsales o torácicas

Estas están relacionadas mayormente con los órganos internos, ubicados en el tronco de nuestro cuerpo. Los trastornos que puede producir cada una de estas vértebras son:

  • T1: dolores en las extremidades superiores (codos, muñecas y manos), tos, asma o sensación de asfixia.
  • T2: problemas con las válvulas cardíacas.
  • T3: gripes frecuentes, bronquitis, neumonías.
  • T4: problemas con la vesícula, ictericia y herpes.
  • T5: problemas con el hígado, hipotensión, anemia, fiebre, problemas con la circulación y artritis.
  • T6: problemas estomacales tales como: indigestión, acidez y reflujo.
  • T7: úlceras y gastritis.
  • T8: problemas con el bazo.
  • T9: alergias.
  • T10 y T11: problemas con los riñones, problemas epiteliales y cansancio crónico.
  • T12: problemas con los intestinos; tales como: gases, estreñimiento, diarrea, colitis. Problemas de esterilidad.

Vértebras lumbares

Las vértebras lumbares se conectan con la parte inferior del cuerpo y los órganos ubicados en la parte inferior del tronco. Al tener alguna anomalía en ellas, esto puede provocar trastornos como los que mencionamos a continuación.

  • L1: origina problemas similares a los provocados por T12.
  • L2: problemas digestivos, varices y calambres.
  • L3: problemas relacionados con los órganos sexuales y urinarios: abortos, dolores menstruales, impotencia, incontinencia urinaria, infecciones urinarias frecuentes.
  • L4: problemas de próstata, inflamación del nervio ciático y lumbalgia.
  • L5: calambres, problemas en los tobillos y otros problemas en los pies.

Si después de leer este artículo sientes que muchos de tus dolores pudieran provenir de problemas en la columna vertebral, te aconsejamos que lleves a cabo tratamientos naturales y quiroprácticos para mejorar la salud de tu columna, verás cómo casi inmediatamente empezarás a notar que el resto de tu cuerpo también responde positivamente.