Reflexología: Aprende a estimular la circulación y el metabolismo en sólo 10 segundos

Los pies, a pesar de ser una parte fundamental en nuestro cuerpo, en ocasiones no son cuidados como lo necesitan. En realidad, los pies pueden cumplir en nuestro cuerpo una función más importante que darnos apoyo. Según la reflexología, masajear los pies puede ayudar a tratar distintas dolencias. Hoy te enseñaremos como estimular la circulación mediante esta técnica milenaria.

Nuestros pies nos sirven de apoyo durante todo el día, son nuestro medio de transporte principal, soportan el peso de nuestro cuerpo y amortiguan el impacto que pudieran tener nuestras pisadas diarias  sobre el resto de nuestro cuerpo. Según la reflexología, también ayudan a equilibrar las funciones de muchos órganos. Sigue leyendo, para aprender como estimular la circulación en 10 segundos.

Estimular la circulación y el metabolismo con reflexología

La reflexología podal, es una técnica que asegura que se pueden tratar distintas enfermedades mediante la acupresión de ciertos puntos ubicados en nuestros pies; en este sentido, también aporta una forma alternativa para estimular la circulación y el metabolismo.

Estimular la circulación

Adicionalmente, mediante la reflexología podal se pueden tratar distintas afecciones, entre ellas podemos mencionar: el estrés, la fatiga, afecciones del sistema linfático, inmunosupresión, dolores de cabeza, dolores de espalda y dificultades para conciliar el sueño.

Lo mejor, es que se puede utilizar esta técnica en casa sin tener que buscar herramientas especiales y sin tener un conocimiento profundo sobre el tema. Lo único que se necesita, es un mapa de reflexología y seguir algunos pasos muy sencillos. A continuación, te explicamos paso a paso cómo puedes aplicar la reflexología en tu hogar y disfrutar de los beneficios que proporciona.

  • Lava tus pies con agua tibia. Esto permitirá tener los pies limpios para el masaje y a la vez ayudará a relajarlos.
  • Prepara tu propio aceite para el masaje. Puedes tomar aceite de coco o de almendras y añadir algunas gotas de aceite esencial de lavanda, menta, eucalipto o té. Estas plantas tienen propiedades excelentes para aliviar ciertas dolencias y estimular la circulación.
  • Empieza a masajear desde los dedos de los pies. Ejerce una suave presión en cada uno de ellos, estirando y moviéndolos a la vez que haces presión. Desde el mayor al menor.
  • Luego, con ambos pulgares, masajea la planta de los pies de arriba hacia abajo (desde los dedos hacia abajo), aplicando presión en cada uno de los puntos de acupresión, concentrándote en aquellos puntos relacionados con las molestias que padeces.
  • Masajea ahora los talones, tobillos y el área de Aquiles.
  • En la parte superior del pie, también hay ciertos puntos de acupresión; por ello no olvides masajear también esta zona.
  • Masajea ahora el otro pie de la misma manera indicada.

Se sabe que masajear los pies todas las noches antes de dormir, tiene enormes beneficios para la salud. Por ello, te recomendamos que adoptes esta sana costumbre. Así que a partir de hoy, empieza a disfrutar de un masaje en los pies todos los días antes de acostarte, de esta manera podrás estimular la circulación, el metabolismo y obtendrás muchos otros beneficios para tu salud.