¡Alerta! Infórmate muy bien antes de colocar las vacunas a tus hijos

En muchos países, la vacunación de niños es obligatoria. Casi siempre, se ven las vacunas como la única opción para ver a nuestros hijos libre de enfermedades temibles. Sin embargo, en ocasiones estamos en desconocimiento acerca de los riesgos que existen al vacunar a nuestros hijos. Por lo que conviene investigar un poco para saber qué es en realidad lo que les están inyectando.

Hace un tiempo atrás, la efectividad de las vacunas no era cuestionada; colocarlas no era una opción; la gente confiaba plenamente en sus beneficios y con tranquilidad acudían a los servicios médicos a vacunar a sus hijos. Sin embargo, desde hace algún tiempo han surgido estudios alarmantes que cuestionan la efectividad y seguridad de algunas vacunas.

Las vacunas para niños ¿Por qué no son obligatorias en EEUU?

El día de hoy te presentaremos algunos estudios, que han motivado a las autoridades en EEUU a dejar en manos de los padres, la decisión de colocar o no las vacunas a sus hijos. A continuación te presentamos un resumen de las investigaciones más controversiales:

Las vacunas

  • El doctor británico Andrew Wakefield realizó en 1998 un estudio, el cual fue publicado en la revista “The Lancet”. En esta investigación se demostraba la relación de la vacuna triple viral (la que contiene sarampión, parotiditis y rubeola) con el autismo.
  • El Dr Stuart Moyer, jefe del departamento de pediatría de la Universidad de Melbourne, también emitió un comunicado, donde afirmó que vacunar a los niños a tierna edad puede aumentar hasta en un 45% las posibilidades de que los niños desarrollen algunas enfermedades, como el autismo y las alergias; además, según este comunicado, la alta carga vírica que contienen estas vacunas también pueden incrementar el riesgo de infecciones bacterianas.
  • Otra investigación interesante; es presentada en el libro “Cómo criar un hijo sano a pesar de su doctor”. El autor de este libro, Robert Mandelsohn , recomienda a los padres preguntar al pediatra cuales son los estudios que demuestran la efectividad de las vacunas y por qué no existe, según ellos, riesgo alguno al colocarlas.

Según estos estudios, la peligrosidad de las vacunas radica en la presencia de metil-mercurio en ellas. Esta substancia es utilizada como conservante de algunas vacunas y, al parecer, es un compuesto menos costoso que otros disponibles, por lo que es muy utilizado por algunos laboratorios. Este compuesto es un neurotóxico, que puede afectar el desarrollo del cerebro, especialmente en etapas tempranas.

A raíz de estas investigaciones numerosos movimientos se han levantado en algunos países, en pro y en contra de la vacunación. Por un lado, algunos afirman que vacunar a los niños es un error. Otro grupo dice que los riesgos de contraer las enfermedades son mayores y pueden causar daños peores que la vacunación como tal. El grupo más conservador, apoya la vacunación pero después de realizar una amplia investigación.

Puede que en tu país vacunar a los niños sea obligatorio y no tengas otra opción; pero en ese caso, te recomendamos realizar una investigación exhaustiva acerca de cada vacuna que coloques a tus hijos, a fin de determinar en realidad cuál es el riesgo al hacerlo.