9 maneras distintas para tratar la ciática

La ciática es un dolor intenso que se produce por la compresión o inflamación del nervio ciático; recorre la parte trasera de la pierna hasta el pie. Ha sido descrita como una sensación de entumecimiento o ardor que paraliza una parte del cuerpo. Quienes sufren esta afección suelen acudir frecuentemente a distintos tipos de analgésicos de venta libre a fin de tratar la ciática.

Generalmente, las personas que sufren de ciática presentan este dolor de forma recurrente y frecuentemente el dolor les exige quedarse en cama hasta obtener mejoría. Afortunadamente, existen diversas opciones, aparte de los analgésicos, para tratar la ciática.

Tratar la ciática: 9 formas alternativas de aliviar esta dolencia

En este artículo te queremos presentar 9 maneras naturales y efectivas para tratar la ciática que han sido probadas con éxito por muchas personas.

Tratar la ciática

1. La acupuntura

Esta técnica china se ha vuelto muy popular en los últimos tiempos. Consiste en insertar delgadas agujas que tocan puntos claves del sistema nervioso. Ha sido utilizada eficazmente para tratar afecciones tales como: la migraña, la fibromialgia, el estrés y hasta para dejar de fumar. Muchas personas han utilizado la acupuntura para tratar la ciática y aseguran haber notado mejorías desde la primera sesión.

2. Quiropráctica

La quiropráctica permite ajustar la columna vertebral para restaurar la movilidad, reducir la inflamación y los dolores musculares. Gran cantidad de pacientes han sentido un alivio significativo en el dolor de la ciática al realizarse ajustes quiroprácticos.

3. Aplicación de hielo

Colocar compresas de hielo en la zona afectada es una opción muy efectiva para obtener alivio de los dolores. Te recomendamos aplicar el hielo en la zona durante 20 minutos seguidos cada dos horas, hasta que el dolor se haya ido.

4. Alternancia de temperaturas

Aunque la aplicación de hielo reduce el dolor, por sí sola no produce la relajación completa del nervio. Por ello puedes aplicar una compresa de agua caliente después de aplicar la bolsa de hielo. Al alternar entre frío y calor se estimula la circulación, se obtiene la relajación del nervio y se reduce la inflamación.

5. Estiramientos

Realmente cuando se tiene el dolor producto de la ciática, lo último que provoca es moverse, pero si permaneces sedentario el dolor puede empeorar; por ello te sugerimos que realices movimientos leves de estiramientos del músculo a fin de relajar el nervio.

6. Consumo de Agua

Al consumir abundante agua, nuestro cuerpo se mantiene hidratado y nuestras articulaciones y huesos se vuelven más elásticos. Para tratar la ciática, te recomendamos consumir mayor cantidad de agua de la que acostumbras, esto colaborará en gran manera en la recuperación.

7. Sales de Epsom

La sales de Epsom tienen grandes propiedades curativas; por ello te recomendamos tomar un baño de agua caliente con sales de Epsom. El agua caliente relajará la zona y las sales de Epsom actuarán sobre la inflamación.

8. Masajes

Los masajes bien  realizados, por personal calificado, también han demostrado ser eficaces para tratar la ciática.

9. Hierbas y aceites

La madre naturaleza proporciona una gran cantidad de opciones en lo que tiene que ver con tratar esta dolencia. Sin embargo, te recomendamos que consultes con tu médico o con un herbolario profesional antes de consumir cualquier tratamiento.

Puedes encontrar numerosas opciones en las casas naturistas, ya sea para tomar en cápsulas, infusiones o como aceites para la realización de masajes.

Cada una de estas opciones ha demostrado su eficacia en el tratamiento de la ciática; sin embargo, si al aplicar estos consejos aún no obtienes mejoría después de una semana, te recomendamos que consultes al médico lo más pronto posible.