7 Cosas importantes para mantener tu vagina saludable

Elegir un buen ginecólogo es una decisión importante. Para toda mujer, su salud íntima es algo de cuidado. Por ello, elegir el profesional que nos evaluará completamente es un paso que no debemos tomar a la ligera.

Por otro lado, la relación médico paciente se ve fundamenta en una comunicación asertiva y en la confianza que surge de los buenos resultados obtenidos. Cuando no seguimos las recomendaciones que el médico nos da, o cuando la paciente no revela toda la información que se necesita para la correcta evaluación del caso, los resultados obtenidos no suelen ser positivos.

7 consejos que debes tener en cuenta

Las 7 cosas que te enumeraremos a continuación, son sólo los tips que un buen ginecólogo de confianza te daría. Si estas por elegir uno, debes tomar en cuenta estos factores.

Ginecólogo

1. Estar informadas es muy importante

Es cierto que en internet podemos encontrar un conglomerado de información que puede guiarnos y ayudarnos en la resolución e incluso diagnóstico de problemas de salud. Pero al analizar esta información, debemos tener en cuenta las informaciones encontradas en internet no sustituyen las recomendaciones médicas, por lo que antes de tomar una decisión consulta a tu ginecólogo.

2. No omitas tus antecedentes familiares

Informa a tu ginecólogo si tienes antecedentes en tu familia de cáncer de ovario o de mama, igualmente si hay antecedentes familiares de coágulos sanguíneos. Esta información es vital para el médico determinar la gravedad de cualquier síntoma, e incluso para aconsejar o desaconsejar métodos anticonceptivos.

3. No te quedes con la ropa con la que realizas ejercicio

Es común quedarnos con la ropa deportiva una vez que hacemos ejercicio; sin embargo, se ha comprobado que el quedarse con este tipo de ropa, una vez que se ha sudado, promueve la aparición de hongos en la zona genital.

4. No ocultes ningún síntoma o costumbre

Quizás por vergüenza nos sintamos tentadas a no revelar información importante. Por ejemplo, el dolor durante las relaciones sexuales puede ser síntoma de algunas afecciones. Por otro lado, si has tenido relaciones sexuales sin protección; o piensas que existe algún riesgo, habla francamente con tu doctor.

5. No te quedes con un ginecólogo que no te agrada

Una evaluación ginecológica resulta siempre algo incomoda e invasiva, pero si te sientes muy cohibida, insegura o juzgada en la consulta, quizás sea hora de considerar la posibilidad de cambiar de médico.

6. No utilices ropa interior demasiado ajustada

La mayoría de los ginecólogos desaconseja el uso de ropa interior demasiado pequeña o ajustada.  Según algunos, esta puede causar irritaciones e impide la correcta transpiración de la zona íntima.

7. No utilizar muchos productos para lavar la zona íntima

La vagina tiene capacidad para limpiarse ella misma, en cuanto a la zona íntima, sólo se requiere agua y un jabón con PH neutro. Utilizar jabones especializados, en realidad está desaconsejado por la mayoría de los especialista en el área ginecológica.