4 ingredientes caseros Para eliminar las manchas de óxido

El óxido es una de las manchas más difíciles de quitar y muchos piensan que una vez que las manchas de óxido aparecen no se elimina, estas suelen aparecer cuando hay mucho contacto con humedad o con el tiempo en artículos de metal y pueden manchar todo con lo que tienen contacto.

Muchas personas creen que las manchas de óxido no pueden ser eliminadas y terminan botando el artículo oxidado, pero ciertamente existen ingredientes caseros que pueden acabar con esta terrible y difícil mancha.

Las manchas de óxido, elimínalas con ingredientes naturales

Las manchas de óxido, son posibles eliminarlas, con cuatro ingredientes caseros que te sorprenderán, entérate de cuáles son.

las manchas de óxido

Los ingredientes caseros que pueda utilizar para eliminar las manchas de óxido son los siguientes:

El vinagre blanco:

El vinagre blanco, es comúnmente utilizado en nuestras cocinas para limpiar  y eliminar las bacterias que pueden tener las legumbres, cuando las vamos a ingerir sin cocción y también lo utilizamos para aderezar nuestras ensaladas.

Te sorprenderá lo que puede hacer este ingrediente, con nuestros objetos de metal cuando se encuentran manchados con oxido, lo primero que debes hacer es rociar la pieza manchada con el vinagre y esperar un tiempo a que el óxido se comience a desprender, el tiempo que dure en hacerse esto va a depender de cuánto tiempo tenga oxidada y que tan profunda sea la mancha.

El vinagre es uno de los ingredientes caseros más fuertes que tiene la capacidad de eliminar el óxido por completo, así que ten paciencia y déjalo actuar, luego frota bien la pieza y quita el óxido, verás cómo queda como nueva.

Sal y limón:

Estos dos ingredientes te pueden hacer eliminar las manchas de óxido si los utilizas juntos, solo debes colocar la pieza que deseas desmanchar en una superficie plana y cubrirla con sal gruesa, una vez que se encuentre completamente cubierta debes exprimir el zumo de un limón sobre la sal, asegurándote de que la mancha quede completamente cubierta tanto por la sal como por el limón y deja actuar por una hora y media hasta 3 horas, todo dependerá de la profundidad de la mancha.

Para retirar los dos ingredientes de la pieza manchada, debes frotar la pieza, utilizando la cascara de limón como un pañuelo.

Bicarbonato de sodio:

Este es otro ingrediente que tiene la capacidad de remover las manchas de óxido de manera rápida, solo debes preparar una especie de pasta con bicarbonato de sodio y agua, hasta formar una especie de pasta.

Esta pasta debe ser aplicada en la superficie que tiene la mancha y dejar actuar hasta que el bicarbonato de sodio seque, una vez que esté seca, retira las partes más grandes de la pasta con las manos y luego frota con un cepillo para eliminar completamente la mancha

La papa y sal:

Aunque no lo crean la papa tiene la capacidad de quitar las manchas causadas por el óxido, debido a que contiene una sustancia llamada ácido oxálico, que es utilizada comúnmente en los productos químicos para desmanchar, la gran diferencia es que estos productos, también contienen químicos que pueden ser nocivos para la salud y son tóxicos.

Para utilizar la papa como quita manchas solo debes picar una por la mitad y frotar en el sitio donde se encuentra la mancha, luego colocas la sal gruesa sobre el sitio frotado y con la otra mitad de la papa vuelves a frotar hasta que la mancha desaparezca.