14 trucos para dormir profundamente y tener un descanso reparador

Estadísticamente, el ser humano suele dormir, aproximadamente un tercio de su vida, aunque puede parecer mucho tiempo, es necesario dormir para descansar y lograr tener las energías necesarias para la jornada diaria, pues de no hacerlo se suele tener mucha fatiga, impidiendo que realicemos correctamente las tareas diarias.

Independientemente del tiempo necesario para dormir, existen muchas personas que no logran dormir  fácilmente el tiempo necesario cada día, pues no logran conciliar el sueño y este desequilibrio del sueño puede ocasionar falta de concentración y capacidad para realizar trabajos, afecta nuestro estado de ánimo y puede ocasionar enfermedades graves como la diabetes y la obesidad.

14 Trucos para dormir fácilmente y mejor

En ocasiones no logramos dormir fácilmente y ésto sólo se traduce en mal humor y un poco de somnolencia al día siguiente, el problema está en aquellas personas que nunca logran dormir fácilmente, sigue ciertos consejos para evitarlo:

dormir fácilmente

-. Consumo de Magnesio: Su consumo ayuda a dormir bien y sin interrupciones.

-. Rutina Antes de Dormir: El establecer una rutina antes de dormir ayuda a que el cuerpo la reconozca y se prepare para dormir, relajándose y liberando el estrés.

-. Te de Manzanilla: La manzanilla es una bebida muy relajante y tranquilizante, así que una taza de manzanilla antes de acostarnos podría ser parte de la rutina para dormir fácilmente.

-. Diario: escribiendo las preocupa o malestares evitarás que nos quedemos despiertos toda la noche pensando en lo que hay que hacer o nos preocupa, además de ayudar a liberar el estrés.

-. Trabajo de Noche: es importante evitar el trabajo nocturno, para que el cuerpo se acostumbre a que, cuando no hay sol, es hora de dormir.

-. Ejercicio: Al realizar alguna actividad física durante el día, tanto el cuerpo como la mente se cansará más y podrá dormir fácilmente.

-. Descanso: tomar una siesta durante horas del día por unos 30 minutos, preferiblemente luego del almuerzo, puede mejorar tu sueño durante la noche.

-. Dormir 7 horas: Dependiendo de tus necesidades, una persona promedio debe dormir entre unas 6 a 8 horas durante la noche.

-. La habitación: La habitación sólo debe ser utilizada para dormir y/o tener relaciones sexuales, las demás actividades, tales como comer, estudiar o ver televisión deben ser realizadas en los sitios adecuados.

-. Ambiente Relajante: Es importante crear un ambiente relajante para poder dormir fácilmente, la luz que se filtra por la ventana, la cama, la temperatura adecuada y el tipo de ropa con el que dormimos son factores importante para poder conciliar el sueño fácilmente.

-. Temperatura de la Habitación: es preferible dormir en una habitación fría que caliente, debido a que las altas temperaturas inciden directamente en un sueño interrumpido.

-. Recupera el Sueño: si debiste acostarte tarde en la noche, es recomendable compensar las horas de sueño perdidas en la noche.

-. Alimentación: debes evitar ciertos alimentos antes de la hora de irse a la cama, tales como: el café o alimentos que contengan cafeína y alimentos muy grasos.

-. Hambre: Se debe evitar ir a la habitación a dormir con hambre, ni ir muy lleno, pues ambas cosas te pueden causar intranquilidad.