12 Signos de azúcar alta en la sangre que nunca debes ignorar

Cuando los niveles de azúcar en la sangre se encuentran altos, esta enfermedad es conocida con el nombre de hiperglicemia. Los niveles normales de azúcar en la sangre son desde 60 a 110 mg/L; se puede decir que una persona padece hiperglicemia cuando el azúcar se encuentra por encima de 110 mg/L. Tener azúcar alta puede llegar a ser muy peligroso.

Como sabemos, el páncreas es el responsable de producir la insulina. La insulina es una hormona encargada del procesamiento y almacenamiento del azúcar en nuestro organismo; se puede decir que es la responsable de mantener los niveles de azúcar en sangre regulados.

Azúcar alta en la sangre: sus primeros síntomas

Cuando el páncreas sufre algún tipo de deterioro, los niveles de azúcar tienden a alterarse. Lamentablemente, en muchas ocasiones cuando nos damos cuenta de que existe algún problema ya es muy tarde para revertirlo, por eso es importante conocer los signos tempranos de tener azúcar alta.

Azúcar alta

Generalmente, los síntomas de tener azúcar alta pueden pasar desapercibidos y pueden ser muy parecidos a los de la diabetes tipo 2, a continuación te presentamos algunos:

  • Estar más sediento que de costumbre.
  • Orinar frecuentemente.
  • Se puede llegar a sentir una sensación de estar siempre cansado o débil.
  • Pérdida de peso no relacionada con la realización de un régimen alimenticio.
  • Se hacen recurrentes las infecciones micóticas; bien sean en la piel, en la zona genital, pies, uñas u otras partes del cuerpo.
  • Visión borrosa.
  • Mareos.
  • Dolores de cabeza frecuentes.
  • Aumento del apetito.
  • Infecciones repetitivas.
  • Mala cicatrización.
  • Entumecimiento u hormigueo en las extremidades (pies y manos).

Ante estos síntomas hay que estar alerta y realizarse inmediatamente un chequeo médico; pues los niveles de azúcar elevados pueden ocasionar daños severos en nuestro organismo, pudiendo incluso dejarnos en coma si se elevan demasiado.

¿Por qué es importante estar alerta?

Es cierto que el azúcar alta en la sangre no necesariamente tiene que ser síntoma de diabetes; en muchos casos es una situación momentánea y puede tener solución, sólo cambiando nuestros hábitos alimenticios; sin embargo, si no estamos alertas a estos signos y señales, la hiperglicemia puede llevar al deterioro en el funcionamiento del páncreas, lo cual a la larga puede producir diabetes.

La diabetes, como sabemos, es un padecimiento bastante complejo, que implica la degeneración del páncreas y que trastorna a la larga la salud de quien la padece de muchas maneras.

A parte de acudir al médico, es necesario que tomes medidas determinantes para evitar daños en tu organismo. Por ejemplo, es necesario eliminar completamente el consumo de azúcar procesada; incluso se restringe el consumo de algunas frutas que tienen un alto grado de fructosa. Además, es recomendado el consumió diario de verduras verdes, crudas y frescas; así como la realización de actividad física.

Si una vez que acudas al médico, o te realices la prueba de glicemia adviertes que tienes azúcar alta, no te alarmes, sólo toma las medidas necesarias para corregir la situación. Esperamos que esta información te haya sido de ayuda para poder detectar tempranamente algún problema de salud.