12 Auténticos Antibióticos Naturales

La madre naturaleza brinda algunos elementos que funcionan como poderosos antibióticos, la mayoría más efectivos que los medicamentos comerciales.

Cuando es inevitable la presencia de infecciones, debes consumir antibióticos. Sin embargo, los adquiridos en la farmacia pueden tener efectos colaterales indeseados, ya que eliminan tanto bacterias dañinas que ocasionan la infección, como las “buenas” que protegen al organismo. La mejor opción la tienes en tus manos, con el consumo de antibióticos naturales.

Aprovecha el uso de los antibióticos naturales

Conoce los auténticos antibióticos naturales que son efectivos y no tienen efectos secundarios.

antibióticos naturales

A continuación te otorgamos una referencia de productos naturales que pueden ser usados como antibióticos naturales por sus beneficiosas propiedades medicinales: 

  1. Té Verde: Interesantes estudios revelan que el té verde es efectivo, especialmente combatiendo infecciones bucales. Hazlo parte de tu dieta diaria.
  1. Ajo: Desde hace siglos las propiedades antibacterianas del ajo son ampliamente conocidas. En el ajo existen los minerales germanio y potasio, de gran importancia para la salud en general, y también contiene componentes sulfúricos, especialmente alicina, que es el responsable del fortalecimiento del sistema inmunológico. Utiliza siempre el ajo sin cocción como un grandioso antibiótico natural.
  1. Vitamina C: es un antioxidante natural, que desempeña un papel específico en la estimulación del mecanismo de defensa en nuestro organismo. Combate virus, bacterias y hasta elimina toxinas, así que consume frecuentemente alimentos ricos en vitamina C como medicina natural.
  1. Salvia: La salvia era el más valioso de los antibióticos naturales conocido antes de que los industrializados se desarrollaran. Es rica en aceites esenciales, taninos, calcio, hierro y vitamina A; y además es un poderoso antiséptico, evitando la proliferación de virus, bacterias y hongos.
  1. Equinácea o echinacea: Se puede utilizar como tintura o té. Sus hojas y raíces curan diversos tipos de heridas, previene infecciones y mejora el sistema inmunológico, calma las afecciones de los sistemas respiratorio, urinario y digestivo, extermina bacterias (inclusive hasta las más peligrosas) y es antiinflamatoria de la piel.
  1. Propóleos: Usada por las abejas para esterilizar colmenas, protegiéndolas de invasores, virus e infecciones, también posee propiedades en el organismo igualmente poderosas. Es eficaz en el tratamiento contra la tos, amigdalitis, sinusitis y previene infecciones por hongos y bacterias de piel. 
  1. Extracto de hoja de olivo: Este elemento posee propiedades antimicrobianas, antioxidantes, anti-inflamatorias y alivian el dolor.
  1. Extracto de semilla de pomelo o toronja: Puede aplicarse localmente o tomarse, ya que afecta a las bacterias, virus, hongos y parásitos.
  1. Aceite de Orégano: Combate infecciones tan eficazmente como los antibióticos convencionales para 25 tipos distintos de bacterias. Resguarda contra la gripe, resfriado, sarampión y paperas. Reduce la inflamación y el dolor, y neutraliza las mordeduras de insectos y serpientes.
  1. Miel de Manuka: Esta miel, además de riquísima, es uno de los más potentes antibióticos naturales que existen. Ataca a una amplia variedad de bacterias, incluso aquellas resistentes a los antibióticos convencionales. 
  1. Astrágalo: es una planta que posee efecto antibacteriano y anti-inflamatorio, contiene antioxidantes, fortalece el sistema inmunológico, reduce la presión arterial y previene la diabetes.
  1. Plata coloidal: El agua de plata coloidal, pertenece a los antibióticos naturales, y es seguro para eliminar alrededor de 650 patógenos, incluyendo hongos, virus y bacterias.