Utiliza el tomate rojo y verde para curar las varices

Las varices son pequeñas venas dilatadas, por problemas circulatorios que suelen causar molestias como, pesadez, hormigueo y cansancio, además de ser antiestético y aunque suelen ser más comunes en mujeres también pueden aparecer en hombres, te mostraremos como puedes curar las varices y deshacerte de ellas definitivamente.

Existen muchos tratamientos que prometen eliminarlas, pero suelen ser muy  complicados y los tratamientos más suaves, suelen aliviar las molestias momentáneamente y al tiempo vuelven a aparecer.

Curar las varices es posible con tomate verde y rojo

Las varices suelen ser molestas y dolorosas, conoce como tratarlas de manera natural con tomates verdes y rojos, veras que podrás curar las varices definitivamente.

curar las varices

Lo delicado de padecer esta dolencia y no curar las varices a tiempo puede ser muy peligroso, pues las obstrucción de una vena, con un coagulo de sangre puede causar una flesbitis, que es la obstrucción total de una vena e incluso una embolia pulmonar si el coagulo llegara a desprenderse y llegar a los pulmones.

A continuación te mencionaremos un tratamiento natural basado en los tomates verdes y rojos, el cual te resultará muy económico y eficaz.

Tratamiento para curar las varices con tomate verde y rojo

El tomate tiene muchas propiedades beneficiosas para nuestro organismo, su poder para curar las varices se debe principalmente al ácido contenido en sus semillas que actúa  como actuaría una aspirina en nuestro organismo, diluyendo la sangre y comportándose como un anticoagulante.

Puedes realizar el tratamiento bien sea con tomates rojos o verdes, a continuación te explicaremos como debes realizar el tratamiento con ambas opciones:

Tomates verdes:

Este se trata de los tomates tipo verde, que aunque estén maduros su color es verde, lávalo y córtalo en rodajas de medio centímetro de grueso y colócalos  en las venas varicosas déjalas un rato y si lo deseas coloca  un vendaje para que se sostengan en el sitio donde se encuentran las venas.

Luego de un tiempo comenzaras a notar que sientes un hormigueo en las piernas, y comenzaran a arder, en ese momento debes retiras las rodajas de tomate de las venas y lavar con agua fría, este tratamiento debes realizarlo por lo menos cinco veces al día.

Aplícalo diariamente y comenzaras a ver los resultados, al paso de un par de semanas, la hinchazón comenzara a ceder y las molestias irán desapareciendo.

Tomates rojos:

El tratamiento con tomates rojos se realiza igual que el tratamiento anterior, colocando rodajas en las venas y vendando, solo que este tratamiento debe realizarse por la noche y se deben dejar actuando los tomates y cambiarlos cada 4 horas hasta que te levantes y comience tu día. Este tratamiento debe realizarse todas las noches.

Consejos para curar las varices

  • Cualquier tratamiento para mejorar las varices debe ir acompañado de una dieta sana y equilibrada con alimentos que contengan propiedades que te ayuden a mejorar tu circulación.
  • Consume omega 3 y 6 estos aceites ayudan a mantener la flexibilidad en las venas, a prevenir enfermedades cardíacas y a mejorar cuadros inflamatorios, así mismo, ayuda a mantener una buena presión arterial y disminuye el riesgo de formación de coágulos.
  • Aumenta el consumo de selenio, pues es un mineral que contiene gran cantidad de antioxidantes, mantiene la flexibilidad en los tejidos cardiovasculares y evita que se endurezcan los tejidos de todo el cuerpo.
  • Consume alimentos ricos en vitamina E, esta promueve la salud del sistema circulatorio y puede llegar a mejorar la oxigenación en la sangre y ayuda a diluir la sangre evitando así los riesgos de coagulación.