Usos y beneficios de la Alfalfa para la salud

La alfalfa es una planta que crece durante todo el año, y es conocida por diferentes nombres como: Medicago sativa, Erba Medica, Alfalfa hierba, Alfalfa hierba de búfalo, Trébol chileno y Luzerne.

Esta planta puede alcanzar un metro de altura y posee hojas formadas por tres foliolos, cuya flor o brote es de color púrpura a veces con coloraciones rojas o blancas.

Esta planta es muy resistente y bondadosa pues pueden ser aprovechadas todas sus partes (hojas, tallos y brote) con  increíbles propiedades nutricionales y curativas.

Los Remedios naturales con Alfalfa y sus beneficios

Por lo general, los beneficios de la alfalfa se obtienen directamente de la planta fresca o sus brotes. En cuanto al aspecto nutricional se destaca su gran contenido de proteínas, hierro, potasio, zinc y calcio superior a la mayoría de los vegetales.

beneficios de la Alfalfa

Incluso su composición vitamínica basada en vitamina A, complejo vitamínico B, vitamina E y una elevada porcion de vitamina K  son de altísimo valor para propiciar una vida saludable.

Desde el punto de vista curativo o medicinal, los beneficios de la alfalfa son numerosos, y su ingesta resulta muy conveniente para mejorar, combatir y eliminar problemas o enfermedades que desfavorecen la calidad de vida.

Es considerada una planta con propiedades diuréticas, aumentando la secreción de orina. Purifica la sangre y limpia los riñones e hígado, tendiendo otros aportes también para combatir la osteoporosis y fortalecer los  pulmones.

Sigue las instrucciones para preparar los siguientes remedios naturales y aprovecha todos los beneficios de la alfalfa para tu salud.

  • Para fortalecer los pulmones y en casos de bronquitis y diabetes, triturar las semillas de alfalfa y añadir una cucharadita a los alimentos servidos a diario.
  • Para eliminar el mal olor de los pies, colocar hojas  frescas en el interior de los zapatos de manera que la planta del pie haga contacto con ellas.
  • Excelente para limpiar la sangre y el hígado, consumir directamente o en ensaladas, otra opción es preparar una taza de zumo de alfalfa.
  • Para la artritis, coloca una cucharadita de semillas de alfalfa en una taza de agua hirviendo, ingerir 3 o 4 veces al día durante dos semanas y veras que reduce notablemente la inflamación.
  • Para la osteoporosis, colocar 2 cucharadas de alfalfa y cocinar. Esta dosis  proporciona al organismo 5% de calcio y 3% de fósforo. Aproximadamente.
  • Para disolver cálculos renales, preparar el té de alfalfa o agrega el polvo de alfalfa a las comidas.
  • Para dejar de lactar, Triturar las hojas de alfalfa  y colocar sobre el pecho, también es útil consumirla.
  • Para las hemorragias nasales, hierve un manojo de hojas de alfalfa y espera que enfríe. luego dejar enfriar. Colocar en la entrada de la fosa nasal que presenta el sangrado.
  • Consumir jugo de alfalfa puede ser un remedio natural para curar la caída del cabello y lauñas quebradizas, gracias a su rico contenido en minerales y aminoácidos.

No es recomendable en menores de 6 años y personas con una condición de hipoglicemia. Para las embarazadas no se aconseja el consumo de cápsulas o suplementos de alfalfa, ya que podría ocasionar abortos espontáneos.