Una receta fabulosa para controlar la osteoartritis

La osteoartritis es una enfermedad autoinmune. Este tipo de enfermedades se produce cuando el sistema inmunológico ataca equivocadamente tejidos y células sanos. Esta afección es una enfermedad crónica y degenerativa que provoca mucho dolor.

La osteoartritis se diferencia de la artritis en que la primera ataca todas las articulaciones, pero especialmente las de las manos; mientras la segunda se localiza en las rodillas. Aunque existen diferentes tipos de artritis, esta enfermedad es,  junto con la artritis reumatoidea, el tipo de artritis más frecuente.

La osteoartritis: cómo controlarla con un remedio casero fabuloso

Como sabemos, las articulaciones están formadas por distintos tipos de tejidos: cartílago, líquido sinovial y hueso. Cuando se padece de artrosis el desgaste se produce en el cartílago; en el caso de la osteoartritis, el desgaste se produce en el  líquido sinovial; este líquido tiene como función actuar como amortiguador y evitar el roce de los huesos entre sí.

La osteoartritis

Al ir avanzando la enfermedad, el paciente experimenta dolores intensos, llegando incluso a quedar sin movilidad por algunos días. En algunos casos, el dolor es tan fuerte que ni siquiera el reposo logra aliviarlo. Sin embargo, existen algunas recetas naturales que pueden mejorar notablemente el malestar. Hoy te ofrecemos una receta casera muy eficaz para los dolores producidos por esta enfermedad.

Ingredientes

  • Una cucharada de romero.
  • Una cucharada de salvia.
  • Una cucharada de tomillo.
  • Una cucharada de hierbabuena o menta.
  • 1 litro de agua.

En lo que respecta a las hierbas, da igual si utilizas hierbas frescas o secas.

Preparación

  • Coloca el agua en una olla hasta que hierva.
  • Al hervir, coloca todas las hierbas: romero, salvia, tomillo, hierbabuena o menta.
  • Deja hervir las hierbas por 5 minutos a fuego lento.
  • Al apagar, tapa la olla y deja que la infusión repose por unos 15 minutos.
  • Cuela la infusión y bebe tibia o fría. Lo que reste puedes conservarlo en la nevera.

La preparación de este remedio casero es muy sencilla. Puedes beber una o dos tazas diarias de esta infusión consecutivamente durante tres semanas. Si eres constante, verás los resultados muy pronto.

Otras recomendaciones

Adicionalmente, te sugerimos poner en práctica las siguientes recomendaciones:

  • Al tener una crisis de dolor, toma una ducha de agua caliente (lo más que puedas tolerar). Esto te ayudará a relajarte y sobrellevar un poco el malestar.
  • Descansa lo suficiente. Se recomienda dormir unas 8 horas diarias; pero si hay malestar, tu cuerpo necesita un descanso adicional.
  • Consume lácteos diariamente.
  • Aun cuando estés en una etapa de poco dolor, debes intercalar tus actividades diarias con momentos de descanso.
  • Si estás con sobrepeso, considera bajar esos kilitos demás.
  • No se recomienda el uso de tacones, pues  éstos sobrecargan los tejidos de las rodillas.
  • Evita utilizar las escaleras.
  • Utiliza zapatos cómodos y anatómicos.
  • Práctica regularmente el ejercicio. Eso sí, debes escoger los ejercicios de bajo impacto; por ejemplo puedes realizar una caminata diaria de al menos una hora.

Este remedio casero es complementario a cualquier tratamiento indicado por el especialista; pero no sustitutivo de éste. Lo que si puedes lograr con él, es reducir significativamente el uso de analgésicos que a la larga traen efectos secundarios para la salud.