Trucos caseros con sal para limpiar

La sal es un elemento que nunca falta en la cocina. Desde tiempos antiguos ha sido un ingrediente indispensable. Anteriormente, era una especie muy costosa y valorada, pero actualmente es muy económica y se encuentra al alcance en todo el mundo. Sin embargo, muchas personas desconocen que es posible utilizar sal para limpiar. Sigue leyendo para que descubras estos increíbles trucos.

Aunque al cloruro de sodio se le atribuyen muchos efectos negativos para la salud, entre ellos: hipertensión, problemas renales y retención de líquido. Se puede sacar mucho provecho de la sal en el ámbito de la limpieza.

Sal para limpiar tu hogar, trucos que debes conocer

Así es, este preciado mineral, puede ser utilizado de maneras que ni te imaginabas. A continuación, te mostraremos como usar sal para limpiar de distintas formas.

Sal para limpiar

  • Para limpiar tu refrigerador, aplica agua con sal en el interior de la nevera y en las puertas antes de limpiar o descongelar.
  • Si quieres limpiar la suciedad proveniente de ollas y cacerolas puedes agregar una abundante cantidad de sal en la parte sucia y luego retirar con papel.
  • Para quitar las manchas de vino en las telas, agrega una abundante cantidad de sal sobre la mancha y frota enérgicamente con un poco de agua, deja reposar por unos minutos y luego enjuaga. Si la prenda que deseas desmanchar es una alfombra, sólo agrega la sal, frota y luego sacude bien.
  • Puedes usar sal para limpiar manchas de óxido sobre prendas de vestir. Para ello, mezcla un poco de sal con zumo de limón, frota la mancha, colócala al sol y luego enjuaga con abundante agua.
  • Limpia la grasa de los utensilios de cocina, frotándolos con sal. Luego retira la sal y lava como de costumbre.
  • Utiliza sal para limpiar las manchas de té y café de tus tazas.
  • Elimina las molestas manchas blancas provenientes de vasos o floreros en tus mesas de madera. Para ello, utiliza un poco de aceite y sal, colócalo sobre la mancha, deja reposar la mezcla por unas horas y luego limpia con un trapo seco.
  • Elimina el mal olor de recipientes de plásticos agregando un poco de sal en su interior, déjalo durante unos minutos y lávalo normalmente.
  • Quita manchas amarillas del baño. Mezcla sal y trementina, aplica esta mezcla sobre la superficie a blanquear, déjala durante 15 minutos y luego lava frotando con una esponja.
  • Embellece tus pisos de madera utilizando sal. Agrega un poco de sal en un balde de agua tibia y emplea esta mezcla para limpiar tus pisos, este truco hará que luzcan brillantes.
  • Recupera el brillo de tus prendas de bronce, estaño, plata o cobre. Mezcla sal, vinagre y harina en partes iguales. Coloca esta pasta sobre la prenda a limpiar, deja que repose durante 15 minutos y luego retira frotando con un cepillo.
  • Si quieres disolver la grasas y suciedad que se quedan pegadas en el fregadero y causan mal olor, forma una pasta con vinagre y sal y viértela por el desagüe.
  • Al planchar, agrega un poco de sal al almidón para evitar que la plancha se pegue a tu ropa.
  • Limpia el mármol, marfil o las piezas de tu piano con una mezcla de jugo de limón y sal. Esta mezcla elimina las manchas causadas por el uso constante o el paso del tiempo.