Signos de Atención para Detectar un Mioma Uterino

Para detectar un mioma uterino es necesario conocer que son, como se pueden presentar y los signos de atención para atacarlos a tiempo.

Los miomas uterinos son crecimientos no cancerosos  que forman masas anormales de tejido muscular liso que se desarrollan en el útero, alrededor  y ocasionalmente en el cuello uterino.

Signos que pueden ayudar a detectar un mioma uterino

También estas lesiones son conocidas como leiomiomas o fibromas uterinos y son catalogados como el tumor  pélvico (no cancerígeno)  más común.

Detectar un Mioma Uterino

Los miomas generalmente afectan a las mujeres después  de 25 años de edad, y son más comunes en mujeres de raza negra, además se sabe que su  crecimiento  esta asociado a la hormona estrógeno, de modo que en una mujer menstruando, los miomas continuaran creciendo.

Para detectar un mioma uterino es necesario conocer sus tipos, estos reciben el nombre dependiendo de la ubicación donde se encuentren, pueden ser:

  • Miomas intramurales, se encuentran en el músculo de la pared del útero.
  • Miomas submucosos, ubicados en la cavidad uterina
  • Miomas subserosos, pueden localizarse en el exterior del útero.

Los miomas uterinos pueden ser tan pequeños que solo pueden ser vistos con un microscopio, pero también  pueden crecer de gran tamaño, en algunos casos  llenando el útero y pesar varios kilos.

Los signos que tu cuerpo enviara te servirán para detectar un mioma uterino, sin embargo estos dependerán del lugar donde se ubique el mioma, si su tamaño es grande manifestara mayores síntomas. A continuación te presentamos los signos mas frecuentes:

Problemas de vejiga: Si presentas irregularidades al momento de orinar, por sentir la necesidad de orinar con frecuencia, o si es doloroso debes acudir a una revisión especializada. En algunos casos el fibroma  impide incluso orinar teniendo la vejiga llena, esto puede resultar peligroso e incomodo.

Presión rectal: El aumento del tamaño uterino causado por los miomas origina una presión sobre los órganos vecinos, como el recto, de modo que  pueden aparecer molestias como el estreñimiento o causar hemorroides.

Dolor o presión en la pelvis: Se ocasiona por el peso de los fibromas, que presionan el área pélvica. Incluso puede sentirse hinchazón o peso, siendo este un síntoma muy frecuente para detectar miomas uterinos de tipo subseroso.

Dolor en la parte baja de la  espalda: En ocasiones cuando el fibroma se encuentra en la pared posterior externa del útero, puede ejercer presión a los nervios de la columna vertebral generando molestias y dolores. Generalmente este síntoma coincide junto a los problemas rectales.

Dolor al tener relaciones sexuales: El coito puede llegar a ser incómodo e incluso doloroso dependiendo de la ubicación y el tamaño de los miomas. Cuando estos son grandes pueden provocar presión sobre las paredes del útero, causando dolor sobre todo en algunas posiciones.

Sangrado menstrual abundante: Cuando se trata de miomas submucosos generalmente ocasiona flujos menstruales muy abundantes, incluso puede acompañarse por calambres y dolor. Esta condición puede generar anemia en algunas mujeres, este síntoma es uno de los referentes más útiles para  detectar un mioma uterino.

Ciclos menstruales largos: Es frecuente que los ciclos menstruales sean más prolongados en las mujeres con esta lesión, inclusive superar 7 días de sangrado es un signo alarmante que requiere consulta médica y servirá para detectar el mioma uterino.