Repelente natural para mosquitos y hormigas

En general, todos deseamos alejar de nuestra piel a los mosquitos, aquellos ruidosos insectos que nos invaden en verano y nos dejan dolorosas picaduras cuando nos chupan la sangre. Y, ¿qué decir de las hormigas, esos pequeños insectos que pueden destruir nuestra casa con sus hormigueros?

En este sentido, todos deseamos alejar a mosquitos y hormigas de nuestro entorno, pero el problema es que los repelentes que se venden en el mercado son altamente tóxicos, tanto para nosotros como para el medio ambiente, debido a su contenido de químicos. Entonces, ¿qué hacer para evitar la propagación de mosquitos y hormigas a nuestro alrededor?

No desesperes, porque existe una solución natural para repeler a estos insectos basada en la utilización de la borra de café molido. En este artículo te enseñaremos como prepararlo y utilizarlo.

Repelente natural para mosquitos y hormigas

mosquitos01

Tal como asegura la Agencia Estadounidense de Protección Ambiental, utilizar la borra de café como un repelente natural es muy recomendado debido a que es eficaz y no daña ni al miedo ambiente ni a nuestro organismo.

Ingredientes

  • 1 borra de café
  • 1 plato
  • Papel aluminio
  • Depósito de metal

Preparación

  1. Coloca la borra de café molido en un plato cubierto con papel aluminio y coloca en un lugar fresco hasta que el café esté totalmente seco
  2. Una vez que esté seco, coloca en una superficie plana al aire libre (puede ser una mesa de jardín o una maceta). Ponlo en un lugar que sea difícil de acceder para mascotas y niños
  3. Con la ayuda de un depósito de metal, quema hasta que sientas el olor del café molido y empiece a salir humo

Tan simple como eso, este repelente natural comenzará a actuar rápidamente. Además, puedes formar una línea con la borra del café sobre una superficie plana y encender de un lado para que se vaya quemando hasta que llegue al otro extremo.

Para matar las hormigas, lo más recomendable es esparcir el café molido sobre el lugar por el que se mueven las hormigas. Esto les quitará aire y las hormigas dejarán de transitar por ahí.

Otro repelente natural muy efectivo puede hacerse a base de hojas de laurel. Como podrás observar, tanto el café como el laurel son dos ingredientes de fuerte aroma que al olfato humano puede ser incluso agradable pero para los pequeños insectos es muy invasivo y los aleja.

Prueba este eficaz repelente natural y ya no tendrás que sufrir por la presencia constante de mosquitos y hormigas.