Remedios caseros para aliviar el dolor en tus rodillas

El dolor de rodilla es una condición médica muy común que se produce debido al desgaste constante de la articulación de la rodilla. Puede ser experimentado por adultos mayores, jóvenes adultos y niños. Las mujeres son más vulnerables al dolor de rodilla que los hombres.

La ubicación exacta del dolor de rodilla puede variar. El dolor puede originarse en cualquiera de las estructuras óseas que comprometen la articulación de la rodilla (fémur, tibia y peroné), la rótula (rótula) o los ligamentos y el cartílago (menisco).

El dolor de rodilla puede localizarse o difundirse por toda la rodilla. Además, la gravedad del dolor puede variar desde un dolor menor hasta un dolor severo e incapacitante.

El dolor en las rodillas puede ser causado por la debilidad de la estructura ósea y el desgaste debido al envejecimiento. Otras causas comunes incluyen fracturas, lesiones de ligamentos, lesiones de menisco, dislocación de la articulación de la rodilla y rigidez en la articulación debido a artritis, lupus y otras dolencias crónicas.

Además del dolor, es posible que tenga síntomas como rigidez en la rodilla, hinchazón notable, enrojecimiento, entumecimiento en la pierna afectada y dificultad para caminar o pararse .

No dejes que el dolor de rodilla te deje de hacer las cosas que disfrutas. Puedes cuidar tu dolor de rodilla con algunos remedios caseros sencillos y fáciles.

Estos remedios son de gran ayuda para el dolor leve a moderado causado por el uso excesivo, la falta de uso o el entrenamiento inadecuado. También pueden ayudar con el dolor de rodilla asociado con el envejecimiento y las condiciones como la artritis, pero también debe consultar a un médico para un diagnóstico y tratamiento adecuados.

6 Remedios caseros para aliviar el dolor de rodilla.

1. Compresas frias

La aplicación de compresas frías a la rodilla dolorosa es una de las mejores y más fáciles maneras de reducir el dolor y la hinchazón. El frío estrechará los vasos sanguíneos, reduciendo el flujo sanguíneo a la zona afectada y, por lo tanto, reduciendo la hinchazón. También te aliviará del dolor.

  1. Envuelva un puñado de cubitos de hielo en una toalla delgada.
  2. Aplique la compresa en el área afectada de la rodilla durante 10 a 20 minutos.
  3. Haga esto dos o tres veces al día hasta que su dolor se haya ido.

Una bolsa de guisantes congelados también funciona bien como una compresa fría. Puede optar por la alternancia de compresas frías y calientes para dolores crónicos.

2. Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana también es útil para reducir el dolor de rodilla. Debido a su efecto alcalinizante, el vinagre de sidra de manzana ayuda a disolver acumulaciones de minerales y toxinas dañinas dentro de la articulación de la rodilla. También ayuda a restaurar los lubricantes comunes para ayudar a reducir el dolor y promover la movilidad.

  • Mezcle dos cucharaditas de vinagre de sidra de manzana en dos tazas de agua filtrada. Beba esta mezcla durante todo el día. Beba este tónico diariamente hasta que se recupere por completo.
  • También puede agregar dos tazas de vinagre de sidra de manzana a una bañera con agua caliente. Remoje la rodilla afectada en el agua durante 30 minutos. Haga esto una vez al día durante unos días.
  • Además, puedes mezclar una cucharada de vinagre de manzana y aceite de oliva. Úselo para masajear la rodilla afectada una o dos veces al día hasta que el dolor se haya ido.

3. Pimienta de Cayena

La pimienta de Cayena contiene capsaicina que funciona como un analgésico . Las propiedades analgésicas o analgésicas naturales de la capsaicina producen una sensación cálida y reducen el dolor en la rodilla afectada.

  • Prepare una mezcla agregando dos cucharadas de pimienta de cayena en polvo en media taza de aceite de oliva tibio. Aplique esta pasta en el área afectada dos veces al día durante al menos una semana.
  • También puedes mezclar una cucharilla o media cucharadita de pimienta de cayena en polvo en una taza de vinagre de sidra de manzana. Remoje una toallita limpia en esta solución y aplíquela sobre el área dolorida durante unos 20 minutos una o dos veces al día hasta que se reduzca el dolor y la inflamación.
  • Incluso puede aplicar un gel que contiene 0.0125 por ciento de capsaicina tópicamente para reducir el dolor de rodilla.

4. jengibre

Ya sea que el dolor de rodilla se deba a artritis, tensión muscular o lesiones, el jengibre es un remedio eficaz para aliviar el dolor. Su efectividad proviene de la presencia de compuestos antiinflamatorios en el mismo. El jengibre puede reducir la hinchazón de la rodilla y el dolor.

  • Triture una pequeña porción de raíz de jengibre fresca, agregue a una taza de agua y hervir durante 10 minutos. Colar y agregar un poco de miel y jugo de limón. Beba dos o tres tazas de té de jengibre a diario hasta que el dolor se haya ido.
  • También puede masajear la rodilla afectada con aceite de jengibre dos o tres veces al día hasta que esté satisfecho con los resultados.

5. cúrcuma

La cúrcuma es un tratamiento eficaz y natural para aliviar el dolor de rodilla . La cúrcuma contiene una sustancia química llamada curcumina que tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que ayudan a reducir el dolor.

Además, el Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa (NCCAM) informa que la cúrcuma puede retrasar la progresión de la artritis reumatoide, una de las principales causas del dolor de rodilla.

Remedio de cúrcuma que elimina el dolor de rodilla

  • Agregue media cucharadita de jengibre y cúrcuma molido a una taza de agua y hervir durante 10 minutos. Colar, agregar miel al gusto y disfrutar dos veces al día.
  • Hierva una cucharadita de cúrcuma en polvo en un vaso de leche. Endulza con miel y bebe una vez al día.
  • Otra opción es tomar cápsulas de cúrcuma de 250 a 500 mg tres veces al día.

Siga estos remedios diariamente hasta que el dolor se haya ido por completo.

Nota: como la cúrcuma puede adelgazar la sangre, estos remedios no son adecuados para aquellos que toman medicamentos anticoagulantes.

6. Limón

El limón también se ha encontrado beneficioso como un remedio casero para el dolor de rodilla causado por la artritis. El ácido cítrico que se encuentra en el limón funciona como un disolvente para los cristales de ácido úrico, que es la causa de algunos tipos de artritis.

  1. Corta uno o dos limones en trozos pequeños.
  2. Ate los pedazos en un paño de algodón y sumérjalos en aceite de sésamo tibio.
  3. Coloque la tela en la rodilla afectada durante cinco a 10 minutos.
  4. Haga esto dos veces al día hasta que el dolor se haya ido por completo.

Además, beber el jugo de un limón diluido en un vaso de agua tibia temprano en la mañana con el estómago vacío también es beneficioso.