Descubre la relación que existe entre la inflamación y la depresión

Estudios recientes han confirmado que existe una relación directa entre las inflamaciones y la depresión, aunque la depresión también puede tener otros orígenes se ha comprobado que las inflamaciones crónicas pueden tener una gran incidencia en la salud mental de la persona que la padece.

Esta relación comienza a realizarse, gracias a los estudios de la psiconeuroinmunología; ciencia que estudia las inflamaciones y sus consecuencias en el comportamiento humano. Así mismo es muy común, encontrar a pacientes con depresión que padecen alguna clase de inflamación importante.

Depresión e inflamación, la extraña relación presente entre ellas

Son muchas las explicaciones que unen directamente a la depresión con la inflamación, entre las que se encuentran los biomarcadores de inflamación encontrados en personas depresivas, así mismo la evidente interacción existente entre las citoquinas inflamatorias y el proceso depresivo.

Podría decirse que la salud mental se ve afectada directamente debido a un comportamiento de protección del organismo contra las inflamaciones, donde se ven involucrados los neurotransmisores y las hormonas, así mismo es importante tener claro que cuando el estado de ánimo se ve afectado por problemas inflamatorios los principales síntomas son los siguientes:

  • Conducta indiferente.
  • Lentitud al pensar.
  • Comportamiento evasivo.
  • La percepción se ve alterada.
  • Cambios en el metabolismo.

El proceso químico que ocurre cuando una inflamación causa depresión es un poco complicado, sin embargo, se trata básicamente de la transferencia de información que existe entre los agente inflamatorias al sistema nervioso, generalmente cuando se realiza la estimulación al nervio vago.

Las alteraciones del estado de ánimo a causa de la inestabilidad del sistema inmunológico

La conclusión de que existe una relación entre los estados depresivos y las inflamaciones esta basado en la inestabilidad del sistema inmunológico, como por ejemplo si se tiene gripe el sistema inmunológico tiene una reacción ante esto inflamándose, es por ello que generalmente cuando una persona presenta un cuadro viral pueden tener cambios en su estado de ánimo, volviéndose retraído, somnoliento e incluso menos sociable.

Así mismo algunas personas con un cuadro gripal incluso podrían presentar pensamientos negativos los cuales son una característica principal de la depresión y todo esto ocurre como consecuencia de la infección que a su vez originó una inflamación.

Cuando hablamos de una gripe, podría verse afectado nuestro estado de ánimo de una manera temporal, sin embargo, existen enfermedades crónicas que ocasionan inflamaciones y que marcan de manera definitiva la vida de la persona, cambiando su estado anímico definitivamente, tal es el caso de las personas diagnosticadas con artritis reumatoide.

Al tener claro esta relación es importante que si observas cabios en tu comportamiento, se te presentan pensamientos negativos y de repente posees poco ánimo, puedes tratar sentirte mejor probando con algún método antinflamatorio, pues está comprobado que éstos mejoran el estado de ánimo, para ello ten presente lo siguiente:

  • El consumo de los snacks que contienen frutos secos ayudan a disminuir las inflamaciones.
  • El consumir alimentos ricos en Omega 3, además de los muchos beneficios que posee también ayuda a tratar esta dolencia.
  • La vitamina D es otro agente antiinflamatorio importante.
  • El tener una buena exposición a los rayos solares también ayuda a mejorar el estado de ánimo

Ten por seguro que con estos tips puedes recuperar tu salud mental al calmar las Inflamaciones.